Compartir

Una jueza de Quintana Roo determinó cerrar el juicio de amparo que promovió Amílcar Olán, el íntimo amigo de Andrés y Gonzalo López Beltrán, hijos del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El pasado 2 de mayo, Amílcar Olán solicitó un amparo en contra de la posible autorización judicial para la intervención de sus comunicaciones y localización geográfica en tiempo real.

Estas conversaciones se han dado a conocer en Latinus a través de una serie de reportajes titulados “El Clan”. Los audios han evidenciado, en voz del propio Amílcar, la operación de la red de tráfico de influencias de los hijos del presidente, sus primos y amigos.

En el escrito presentado ante Gloria Luz Reyes Rojo, titular del Juzgado Cuarto de Distrito en Quintana Roo, el amigo de los hijos del presidente indicó que solicitaba el amparo y la protección de la justicia federal en contra de jueces de Distrito Especializado en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de Quintana Roo, con residencia en Cancún.

Ante los señalamientos, la jueza Reyes Rojo solicitó a Amílcar Olán varias aclaraciones, como informar de la existencia de una carpeta de investigación en su contra en la que se hubiera autorizado la intervención de sus comunicaciones y a qué autoridades les atribuía dicha acción.

También le solicitó que informara si había promovido algún juicio en contra de la posible autorización de intervención de sus comunicaciones.

Amílcar Olán no respondió ni aportó los informes solicitados. Por su parte, el 21 de mayo, las autoridades señaladas por el amigo de Andy y Gonzalo López Beltrán negaron la existencia de los actos reclamados.

De esta forma, la jueza Reyes Rojo le negó la suspensión provisional y la definitiva. En la audiencia del 23 de mayo nadie asistió y aunque en ese momento se abrió una etapa de pruebas, ninguna de las partes las ofrecieron, ni formularon alegatos.

Fue así que el pasado lunes 17 de junio se realizó una audiencia para resolver sobre el juicio de amparo, pero este fue sobreseído, es decir, no se entró al fondo del asunto.

A través de diversos reportajes, Latinus ha revelado la operación de “El Clan”, la red de negocios y de tráfico de influencias que operan los hijos del presidente López Obrador y que ha ganado miles de millones de pesos gracias a contratos en el Tren Maya, en Pemex, en la refinería en Dos Bocas y con la venta de medicinas a gobiernos e instituciones públicas.

FUENTE , LATINUS