Compartir

Fuerzas rusas lanzaron 45 drones contra Ucrania el domingo en un aluvión de cinco horas y media, según las autoridades, mientras el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, continuaba su reforma del gabinete de guerra mientras la guerra inicia su tercer año.

En un comunicado, la fuerza aérea ucraniana dijo que había derribado 40 de los drones Shahed lanzados sobre nueve regiones distintas, incluidas las afueras de la capital del país, Kiev.

El ataque de cinco horas y media golpeó instalaciones agrícolas e infraestructura costera, según escribieron en Telegram autoridades de las fuerzas de defensa en el sur de Ucrania. El ataque en la región de Mykolaiv hirió a una persona, provocó un incendio y dañó edificios residenciales cercanos.

Otra persona resultó herida en la región ucraniana de Dnipropetrovsk por un incendio provocado por restos caídos de un dron destruido, indicó el responsable de la administración militar de la región, Serhiy Lysak.

El ataque se produjo mientras Zelenskyy continuaba sus cambios en la cúpula militar en un intento de seguir plantando cara a las fuerzas atacantes rusas.

Kiev anunció el domingo que el ex viceministro de defensa, el teniente general Alexander Pavlyuk, se convertiría en el nuevo comandante de las fuerzas terrestres ucranianas. El puesto lo ejercía hasta ahora el coronel general Oleksandr Syrskyi, que el jueves fue nombrado como sustituto del jefe militar saliente, el general Valerii Zaluzhnyi.

Los nuevos decretos presidenciales también nombraron a Yurii Sodol, exjefe de la infantería de marina ucraniana, como nuevo comandante de las fuerzas combinadas ucranianas; al general de brigada Ihor Skibiuk como comandante de las fuerzas aéreas de asalto ucranianas, y al mayor general Ihor Plahuta como comandante de las fuerzas de defensa territorial ucraniana.

El nuevo comandante en jefe Syrskyi ha indicado que sus objetivo inmediatos incluyen mejorar la rotación de tropas en el frente y aprovechar el poder de las nuevas tecnologías en un momento en el que las fuerzas de Kiev están principalmente a la defensiva.

El servicio de inteligencia militar de Ucrania dijo el domingo que encontró que las fuerzas rusas habían recurrido a las terminales de Starlink para perpetrar su ataque. Como pruebas, publicó lo que, según dijo, era la grabación de una conversación interceptada entre dos soldados rusos.

Las terminales de Starlink, que utilizan una serie de satélites operados por la compañía SpaceX, del multimillonario Elon Musk, para proporcionar comunicaciones de alta velocidad, han sido vitales para darle al ejército ucraniano una ventaja sobre las tropas invasoras rusas.

Sin embargo, en las últimas semanas medios de comunicación ucranianos han publicado varios reportes sobre que las tropas rusas están utilizando Starlink en la línea del frente en zonas ocupadas de Ucrania.

Ello provocó que SpaceX emitiera un comunicado en las redes sociales el 8 de febrero en el que señaló que no hace “negocios de ningún tipo con el gobierno ruso ni con sus fuerzas militares”.

Sin embargo, en el arsenal ruso se han encontrado regularmente componentes tecnológicos occidentales, ya que Moscú se ha vuelto más hábil a la hora de eludir las sanciones, a menudo importando mercancías a través de terceros países.

En un comunicado en Telegram el sábado, Zelenskyy dijo que esperaba “resetear” la cúpula de las fuerzas armadas ucranianas con comandantes con experiencia de combate.

“Ahora, personas conocidas en el ejército y que conocen bien lo que necesita el ejército están asumiendo nuevas responsabilidades”, dijo.

Con información de Associated Press