Compartir

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó este viernes, en la conmemoración de su quinto aniversario de llegar al Ejecutivo, que mantendrá su «lucha» en los diez meses que restan de su Gobierno y deseó que, tras las elecciones de 2024, haya «continuidad con cambio».

“Esta lucha ha sido y seguirá siendo para el bien de todos”, sostuvo durante la inauguración del aeropuerto internacional de Tulum ‘Felipe Carrillo Puerto’, en el sureste del país.

A cinco años de asumir como presidente de México, el 1 diciembre de 2018, López Obrador insistió en que se retirará de la vida pública tras haber colaborado con millones de mexicanos, funcionarios, civiles y militares al bienestar del pueblo mexicano.

“Por eso vamos nosotros a continuar con esta política en el tiempo que nos falta, diez meses, y deseo con toda mi alma de que haya continuidad con cambio. Que continúe la transformación con cambio porque no se debe aspirar al ‘necesariato’, a creernos indispensables, a apostar a ser jefes máximos, caudillos, hombres fuertes, caciques”, afirmó.

El mandatario mexicano señaló que su mandato concluye y recordó el lema «sufragio efectivo, no reelección» del «apóstol de la democracia» en México, Francisco I. Madero, líder de la Revolución mexicana en 1910.

Aunque no puede ser reelegido por ley, el gobernante mexicano respalda a Claudia Sheinbaum, la precandidata de su partido, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

“Yo ya termino mi ciclo y me voy a jubilar, me retiro por completo, ya ayudé con muchos más millones de hombres y de mujeres que iniciamos este proceso de transformación”, enfatizó.

«Tengo la convicción de que no hay que tenerle mucho apego ni al poder ni al dinero, porque eso no es del todo la felicidad”, agregó, incluso en medio de reformas propuestos por su partido que han buscado incluirlo, tras su gestión, en la Cámara alta del Congreso mexicano.

López Obrador defiende sus logros

El mandatario destacó logros económicos en su política, que denominó la «economía moral», al defender aumentos al salario mínimo durante su gestión e incrementos importantes en la inversión física.

En este sentido, indicó que la inversión en infraestructura se duplicó de 500.000 millones de pesos (29.069 millones de dólares) a un billón de pesos (58.139,5 millones de dólares) en los últimos cinco años.

Mencionó que esto benefició en mayor medida al sur de México, donde la economía regional crece al doble del producto interno bruto (PIB) nacional, que hasta el tercer trimestre del año presenta un alza del 3,3 %.

Sobre el salario mínimo, el presidente reconoció el esfuerzo del sector obrero y patronal por los esfuerzos para duplicar el sueldo básico en los últimos cinco años de su Administración.

Otro punto que resaltó fue el respaldo a los jóvenes a través de apoyos por 105.000 millones de pesos (6.104 millones de dólares) y en general los programas gubernamentales denominados ‘del Bienestar’, que, sostuvo, han permitido enviar recursos hasta en las más pequeñas comunidades del país.

También reconoció el principal ingreso por divisas al país, las remesas, que han roto históricos mes a mes y por las que se espera un récord der 65.000 millones de dólares al cierre de 2023, en beneficio de cerca de 10 millones de familias mexicanas.