Compartir

En la zona limítrofe entre los estados de Durango y Sinaloa, entre el monto, cubiertos por maleza y camuflados, elementos del ejército y la Policía Estatal Preventiva descubrieron tres laboratorios clandestinos para procesar drogas sintéticas.

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado dio a conocer que durante un patrullaje de supervisión por las riberas del río Tamazula, muy cerca de los límites con el vecino estado de Durango los militares y policías detectaron en el ambiente fuertes olores a sustancias químicas.

En una verificación de una zona, donde se tenía cubierta con una lona, se localizó un primer centro de procesamiento de drogas sintéticas, en cuyo sitio se encontró diversos contenedores de plástico, tinas y bidones con sustancias químicas.

Al ampliar el perímetro de búsqueda, los militares y policías estatales, ubicaron un segundo laboratorio clandestino, en donde encontraron reactores metálicos, utensilios como cilindros de gas, refrigeradores y una especie de cada de campaña.

En nuevos recorridos por la misma zona, se encontró un tercer centro de procesamiento clandestino, donde se localizaron bidones, tinas y tambos con diversas sustancias químicas, sustancias que estaban cubiertas con lonas de plástico.

Los tres puntos, en los que no se encontró a ninguna persona, fueron asegurados en espera que las autoridades federales realicen los trabajos necesarios para abrir carpetas de investigación por estos hallazgos.

Con información de El Universal