Compartir

Cómo una auténtica rockstar llegó la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, a la sede del Congreso capitalino, para rendir su 4° Informe de actividades, ya que afuera del recinto la esperaban decenas de simpatizantes que, desde temprana hora, se postraron sobre la calle Donceles para mostrar su apoyo.

Sheinbaum Pardo se dio cita en ese punto alrededor de las 9:50 horas donde aprovechó para tomarse fotos y dar abrazos, saludos y besos a algunos de las personas que se encontraban en el lugar donde se escuchó el grito de “¡presidenta!”.

Aunque para sus opositores esta muestra de apoyo no es 100% genuina, al considerar que la mayoría son “acarreados”, la mandataria capitalina contó, como desde hace unos días que comenzó su recorrido por alcaldías, con un nutrido grupo de gente que coreaba su nombre.

Pero, a diferencia de los que hizo en “su gira” por las demarcaciones, hoy Sheinbaum Pardo está rindiendo cuentas ante el Poder Legislativo de la Ciudad de México, donde tendrá que escuchar los posicionamientos de todas las bancadas y no solamente aplausos.

Calles cerradas

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) colocó desde las 9:00 horas vallas metálicas y desplegó elementos policiacos en la esquina de República de Cuba y Allende para resguardar el recinto durante la sesión solemne.

También cerró la circulación vial al poniente en Eje Central Lázaro Cárdenas y Donceles y al oriente en República de Chile y al sur en Bolívar y Tacuba.

FUENTE ; DIARIO DE MEXICO

CANDELERO 07-10-2022