Compartir

En medio de las controversias internacionales en materia de energía y automotriz que sostiene México en el marco del T-MEC, el sector automotriz del país mostró “preocupación” por la salida de Tatiana Clouthier de la Secretaría de Economía, ya que la permanencia de un secretario de estado es clave para la permanencia y atracción de la inversión en el país, así como del seguimiento en la resolución de los conflictos comerciales.

José Zozaya, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), comentó: “nos preocupa que a estas alturas de la administración tengamos otro cambio más, en una de las secretarías más importantes para el crecimiento y el desarrollo de México. Creemos que la permanencia de un secretario, en la de Economía, es fundamental para crear mucho mayor confianza a la inversión”, dijo.

Entrevistado en el marco de la Reunión Anual de Industriales (RAI) 2022, organizada por la Concamin, el dirigente de la industria automotriz afirmó que la preocupación está centrada en el tema de T-MEC y los paneles, tanto de energía como el automotriz, que están abiertos.

“Por lo menos ya el automotriz y las consultas que se hicieron y el tema de energía, de cómo van a continuar y qué va a resultar de ello no”, expuso.

Hace unos días, Tatiana Clouthier informó que se extendía el plazo de las consultas con Estados Unidos y Canadá en el marco de T-MEC para encontrar una solución a la problemática en materia de energía.

Mientras que se está a días de que el panel en materia automotriz resuelva sobre si México y Canadá tienen la razón en la definición de reglas de origen sobre el contenido regional del ensamble automotriz.

“Tenemos en puerta dos temas muy importantes simplemente con el T-MEC, además de tratados internacionales (Corea y Gran Bretaña) que afortunadamente los lleva directamente la subsecretaria Luz María de la Mora, con bastante certidumbre diría, y creemos que ojalá, ella continúe con esas negociaciones que creemos y además de los de Relaciones Exteriores”, confió Zozaya.

Con información de El Economista