Compartir

La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México consiguió vincular a proceso a Daniel Tabe, padre del alcalde de Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe, luego de que amagó con un cuchillo a un funcionario del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) local.

La imputación contra Daniel Tabe fue formulada como tentativa de homicidio calificado, presuntamente ocurrida la semana pasada al exterior del restaurante Don Eraki sucursal Escandón, cuando el establecimiento era suspendido por el Invea.

Los hechos ocurrieron el 27 de septiembre pasado, cuando el padre del alcalde Tabe salió del restaurante, propiedad de su familia: “Te lo clavo, hijo de put… Te voy a clavar”, decía Daniel Tabe mientras sostenía con una mano la cabeza del funcionario del Invea, con el cuchillo en la otra.

Posteriormente, en un video subido a redes sociales, Daniel Tabe se disculpó: “Lamento mucho mi conducta de hoy, nunca fue mi intención hacerle daño a alguien, sinceramente sentí mucho coraje de que me clausuraran mi negocio, que me ha costado muchos años de trabajo… Nada justifica lo que hice, me siento muy arrepentido y le ofrezco una disculpa a los verificadores”.

Pese a la disculpa, el empleado del Invea presentó la denuncia correspondiente ante la Fiscalía capitalina, por lo que tras analizar los datos de prueba reunidos por la autoridad ministerial y detectives de la Policía de Investigación (PDI), un juez de Control determinó que el ahora imputado enfrente su proceso penal bajo la medida cautelar de prisión preventiva domiciliaria; además, fijó el plazo de un mes para el cierre de la investigación complementaria.

Además de que a la propia alcaldía, en la que gobierna Mauricio Tabe, se habría dado aviso de obras menores, siendo que se derribaron muros para abrir la taquería.

El 26 de septiembre pasado, se publicó que en medio de quejas en la colonia Escandón por construcciones irregulares, la familia del alcalde Tabe abrió el 18 de agosto una nueva sucursal de su negocio de tacos árabes Don Eraki… Sin embargo, de acuerdo a documentos oficiales, el uso de suelo del predio en que se ubica es habitacional.

Dicha información provocó que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunciara que tanto el Invea como la Contraloría capitalina investigarían el establecimiento, para comprobar si este cumple con todas las normas correspondientes.

Actualmente, la taquería Don Eraki sucursal Escandón permanece cerrada y está corriendo el plazo para que los dueños presenten al Invea los documentos que acreditan la legalidad de su operación.

Con información de 24 Horas