Compartir

Autoridades de los tres órdenes de gobierno instalaron un retén a la entrada de San Miguel Totolapan, municipio de Guerrero, tras el ataque armado que dejó 20 personas muertas.

Elementos del Ejército, la Secretaría de Marina y la Policía del estado de Guerrero instalaron un filtro de seguridad a la entrada del municipio.

Los agentes revisan cualquier vehículo que busque ingresar a San Miguel Totolapan y piden a sus ocupantes descender para verificar su identidad y el motivo de su visita.

Además del retén elementos del Ejército ingresaron en cinco camiones para reforzar la seguridad en las inmediaciones de la Presidencia Municipal.

La tarde del miércoles sujetos armados perpetraron dos ataques en San Miguel Totolapan que dejaron 20 personas muertas, entre ellas el alcalde Conrado Mendoza Almeida y su padre Juan Mendoza Acosta.

Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), apuntó que dicha masacre “se dan en el contexto de la disputa criminal entre grupos delictivos”: Los Tequileros y La Familia Michoacana.

Con información de Milenio