Compartir

-Ex alcalde de Cuernavaca es acusado de Ejercicio Abusivo de Funciones
-Se quedó con cuotas sindicales de empleados al servicio de SAPAC
-Fiscalía Anticorrupción “cocina” otras 32 denuncias por actos ilícitos

PALACIO desde Matamoros, Tam.

Un ejemplo más acerca de lo que mal comienza, mal acaba, lo representa, sin duda, el encarcelamiento por el delito de peculado del ex alcalde de Cuernavaca, Morelos, FRANCISCO ANTONIO VILLALOBOS ADÁN, quien “causó alta” en el penal de Atlacholoaya en el municipio de Xochitepec, de esa entidad federativa.

Zorrunamente, el indiciado intentó evitar la acción de la justicia inventando un accidente automovilístico en donde supuestamente resultó con lesiones, y así justificar su ausencia en la diligencia prevista ante el Juez de Control, la mañana del miércoles 28 de septiembre, luego de ser avisado que el juzgador le decretaría la prisión preventiva.
La Fiscalía Anticorrupción morelense lo acusa del desvío de poco más de 9 millones de pesos proveniente del pago del 6% del salario de mil trabajadores del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) que nunca ingresaron al Instituto de Crédito para los Trabajadores al Servicio del Gobierno del estado Morelos, y como prueba fehaciente presentó ante el Juez de Control 13 mil 709 recibos de los cobros efectuados.

La falta oficial del pago de cuotas, impedía que el Instituto apoyara a los empleados del SAPAC con préstamos escolares, vivienda y vehículos, entre otras prestaciones.
No obstante, fue el Juez de Control EDDIE SANDOVAL LOMÉ quien “corrigió la plana” del Fiscal Anticorrupción JUAN SALAZAR NÚÑEZ, pues, a su consideración, no se tipificaban los delitos Peculado y Ejercicio Ilícito del Servicio Público, como precisaba la denuncia, pero sí el de Ejercicio Abusivo de Funciones, que también amerita prisión preventiva oficiosa. La integración irregular del expediente favorecía a los indiciados.

La denuncia correspondiente fue presentada ante la Fiscalía Anticorrupción en enero del presente año por la titular del Instituto, FABIOLA DEL SOL URIÓSTEGUI ALVEAR y cumplimentada el pasado miércoles 28 de septiembre. Junto con VILLALOBOS ADÁN también ingresaron al Centro de Reinserción Social dos integrantes del anterior cuerpo edilicio.

De acuerdo a URIÓSTEGUI ALVEAR existen otras 32 denuncias que están siendo analizadas y soportadas jurídicamente para presentarlas posteriormente.
La carrera política del ex alcalde de Cuernavaca, Morelos, durante el trienio 2018-2021 a donde llegó “de rebote” luego de que, ganada la elección, el candidato de Morena-PT-PES fue descalificado por la autoridad electoral y “se sacó la rifa del tigre” por estar anotado en la suplencia.

La rivalidad política con el gobernador CUAUHTÉMOC BLANCO BRAVO impidió que su toma de protesta fuera con la formalidad debida y la ceremonia se llevó a cabo en la vía pública, sobre la tarima de una unidad de carga.

En octubre de 2018, como alcalde electo, recibió amenazas de un grupo delictivo denominado “Comando Tlahuica” por haber comprometido el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca a un sujeto identificado como HOMERO FIGUEROA (a) El Carrete, presunto líder de “Los Rojos”, célula del crimen organizado antagónica al “Comando Tlahuica”.

Ganar la alcaldía de Cuernavaca también derivó en que manos criminales dispararan contra la fachada de su domicilio particular, hecho que quedó registrado en una cámara del C-5 instalada a escasos siete metros de donde se originó el ataque.

El 16 de enero de 2019, ya como presidente municipal en funciones, FRANCISCO ANTONIO VILLALOBOS ADÁN fue amenazado directamente por el “Comando Tlahuica” a través de una manta, en donde, además, los autores solicitaban al presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR que no permitiera que el estado de Morelos se convirtiera en un Guerrero o Tamaulipas.

Durante la pugna política entre el alcalde VILLALOBOS y el gobernador BLANCO intervino en plan conciliador el senador RICARDO MONREAL ÁVILA, aunque sus esfuerzos resultaron infructuosos y solo se logró un acercamiento “para la foto”, por cuestiones de imagen institucional.
La prepotencia, la ambición política y económica marcaron el derrotero del edil, lo que, finalmente, le costó su libertad y ahora permanece en una fría celda de una prisión estatal.
Como dice el dicho y dice bien: lo que mal comienza, mal acaba.

Por cierto, un artículo de mi autoría publicado el miércoles 13 de febrero de 2019 narrando el mal inicio en su función como alcalde de FRANCISCO ANTONIO VILLALOBOS ADÁN, provocó un reclamo agresivo y altisonante de su padre PABLO RUBÉN VILLALOBOS, lo que, a su vez, derivó en una crisis gremial periodística cuyos efectos prevalecen hasta la fecha.

Estúpidamente, un sedicente “líder” defensor de las libertades de prensa y expresión confundió un problema personal entre dos agremiados que nada tenía que ver con una organización ahora convertida en una entelequia, solo para satisfacer sus instintos con origen en las vísceras abdominales.
A PABLO RUBÉN le molestó o le ofendió que en mi artículo citara lo que reza el popular dicho, con base en los acontecimientos que se suscitaron en aquel entonces y en aquella geografía del país, y que otros medios con cobertura nacional dieron a conocer en su oportunidad.

Lejos de reclamos sobre el quehacer periodístico debió haber sugerido cordura a su hijo a la hora de ejercer la función pública y, al mismo tiempo, engrosar su fortuna personal. A final de cuentas, de poco o nada le servirá el producto de los recursos públicos desviados, tomando en cuenta los gastos que genera el encierro carcelario y la defensa jurídica. Es decir, de nada sirvieron (si es que se hicieron) los consejos paternales, pero que le costaron una “caricia” al fanfarrón padre, PABLO RUBÉN, que todavía recuerda.
Ni hablar.

DESDE EL BALCÓN:
I.-En Tamaulipas, quien de inmediato se refugió en el fuero constitucional fue el ex secretario General de Gobierno, GERARDO PEÑA FLORES, quien regresó a su curul en el palacio legislativo de San Lázaro desde el jueves 29 de septiembre, cargo que ocupaba el diputado suplente, CÉSAR RENDÓN.
PEÑA FLORES, fiel escudero del ex mandatario FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, es también parte responsable del descarado saqueo de las arcas estatales durante el “sexenio de la pesadilla”.
Y hasta la próxima.
mariodiaz27@prodigy.net.mx