Compartir

Más de un millón de mexicanos participarán el próximo domingo en la segunda marcha a favor de la mujer, la vida y la paz, un evento que busca transmitir un mensaje de esperanza y solidaridad en al menos 100 ciudades del país.

“Esta es una marcha nacional con el objetivo de reunir a todas las personas de todas las condiciones sociales y religiones y que tenemos un enorme amor a la vida, a México y buscamos la paz”, dijo en conferencia de prensa Alison González, vocera de la marcha.

Encabezados por más de mil organizaciones no gubernamentales, las organizadoras pretenden superar los números de la primera marcha que se llevó a cabo en octubre de 2021, cuando lograron convocar a un millón de personas.

“Pretendemos unirnos para exigir que se atiendan las necesidades de las mujeres y llamar al público en general a apoyar para que se ofrezcan a las mujeres mejores opciones de calidad de vida”, señaló la abogada Paulina Hernández.

La marcha se realizará, entre otras entidades, en la Ciudad de México, donde partirá del Auditorio Nacional rumbo al Ángel de la Independencia a las 11 de la mañana y esperan tener la participación de más de 200 mil personas, principalmente jóvenes.

Otras ciudades que se sumarán a la marcha son Monterrey, Guadalajara, Zacatecas, Hermosillo, Veracruz, San Luis Potosí, Querétaro.

Las organizadoras señalaron que todas las marchas se llevarán a cabo en un clima de paz y respeto y serán organizadas por diversos grupos de la sociedad civil, respetando los códigos vigentes de salud y sana convivencia.

En el marco de estas actividades, los manifestantes leerán un pliego petitorio en el que pedirán al Estado y a la sociedad en general que busque y ofrezca a la mujer embarazada protección, seguridad, apoyos y “mejores opciones” que el aborto.

“Queremos marchar por la paz y generar un acuerdo nacional para generar acciones concretas para tomar decisiones en el tema de las mujeres embarazadas y la violencia”, insistió Irma Barrientos, licenciada en educación y activista en el desarrollo de la mujer.

Las organizadoras recordaron que el movimiento no terminará el 9 de octubre, sino que tras la marcha buscarán abrir un diálogo nacional del que emanarán propuestas para implementar políticas públicas concretas de apoyo a la mujer y a la vida, tales como apoyo y protección a la mujer embarazada, seguros, atención médica, trabajo, entre otras cosas.

“Queremos alcanzar la paz y superar el aborto en México, centrando la mirada en la mujer con un embarazo inesperado y proponerle mejores soluciones”, concluyó Barrientos.

La protesta ocurre mientras nueve estados del país tienen legislaciones que reconocen la interrupción legal del embarazo.

Además, sucede en un contexto en el que 10 mujeres son asesinadas cada día, de acuerdo con cifras oficiales.

Con información e imagen de EFE

CANDELERO 04-10-2022