Compartir

No habrá investigación ni sanciones luego del hackeo del que fue objeto la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por parte del grupo de piratas cibernéticos llamado “Guacamaya”, aseveró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En breve entrevista con reporteros al finalizar la inauguración de la sucursal del Banco del Bienestar en Mitla, Oaxaca, subrayó «No. No yo soy partidario que no. Es que la gente sanciona y no les gusta esas cosas», mencionó a pregunta expresa de quienes cubren esa fuente.

Los periodistas insistieron sobre cuál había sido la instrucción que le dio a Luis Cresencio Sandoval González, titular de la Sedena, sin embargo, el jefe del Ejecutivo federal no dio más opiniones, al tiempo que reconoció que tienen razón sus adversarios, “ya estoy chocheando”, pero comentó que con lo que le queda de fuerza terminará la transformación de México.

Fue el jueves por la noche que el periodista Carlos Lote de Mola en su espacio de Latinos divulgó que los “Guacamaya” accedieron a información de la Sedena y logró un hackeo masivo que sacó a la luz algunos de los más polémicos asuntos de seguridad que ha enfrentado esta administración.

Al respecto habló de la tibieza durante la detención y posterior libertad de Ovidio Guzmán, hijo de El Chapo, en acciones realizadas en octubre de 2019. Asimismo, dijo que le estado de salud del mandatario es de gravedad.

Por ello, el viernes López Obrador confirmó que sí hubo intervención a la milicia, acción que consiguió obtener datos confidenciales.