Compartir

Al menos 129 personas murieron y 180 resultaron heridas después de una estampida durante un partido de futbol, informó la policía de Indonesia en la provincia de Java Oriental.

Se disputaba un encuentro por la liga local entre el Pesebaya Surabaya y el Arema FC (3-2) uno de los clásicos regionales.

Los seguidores del equipo perdedor invadieron la cancha y las autoridades lanzaron gases lacrimógenos, lo que provocó una estampida de la multitud y casos de asfixia, dijo Nico Afinta, jefe de la policía.

Zainudin Amali, ministro de deportes de Indonesia, apuntó a KompasTV que el ministerio reevaluaría la seguridad en los partidos de futbol, ​​incluida la posibilidad de no permitir espectadores en los estadios.

La liga superior de Indonesia, BRI Liga 1, suspendió los juegos durante una semana tras la tragedia.

La Asociación de Fútbol de Indonesia (PSSI) dijo que iniciaría una investigación sobre lo que sucedió después del partido.

“Anunciamos la decisión después de recibir una dirección del presidente de PSSI. Estamos haciendo esto para respetar todo y mientras esperamos el proceso de investigación de PSSI”, indicó el presidente y director del propietario de la liga PT LIB, Akhmad Hadian Lukita.

Con información de Reuters