Compartir

Agentes de la Fiscalía General de la República (FGR) decomisaron casi media tonelada de marihuana que era transportada en cajas correspondientes a una empresa avícola en la capital de Nuevo León.

De acuerdo con el reporte oficial, la droga iba en una camioneta interceptada este 27 de septiembre sobre el bulevard Antonio L. Rodríguez, a la altura de la colonia San Jerónimo, en el municipio de Monterrey.

La unidad era conducida por Joel Torres Quintana, quien fue detenido en ese lugar, alrededor de las 12:20 horas del reciente martes. La FGR precisó que el operativo fue en coordinación con elementos de la Dirección de Acciones Tácticas de Fuerza Civil, pero no precisaron cómo dieron con el traficante.

Tras una revisión al vehículo con placdas de Nuevo León, los agentes estatales y ministeriales contabilizaron 60 cajas que contenían 465 kilos 954 gramos de marihuana. También incautaron 44 frascos con 88 gramos de cocaína, 60 cigarrillos con el enervante, y una pistola de uso reservado a militares.

El caso es investigado por la Fiscalía Especializada de Control Regional en su Delegación de Nuevo León, a través de la Policía Federal Ministerial. Tras la audiencia inicial, estas dependencias deberán presentar datos de prueba para el juez conceda la eventual vinculación a proceso en contra de Torres Quintana.

Según la FGR, todo lo asegurado quedó a disposición del Ministerio Público de la Federación, quién continuará en la integración de la carpeta de investigación, a fin de formular la imputación por los delitos contra la salud y aquellos considerados en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Nuevo León ha destacado por más aseguramientos de drogas en los últimos meses. Incluso en la semana reciente se han registrado decomisos continuos de marihuana. Apenas el pasado 24 de septiembre, la Guardia Nacional intervino en una empresa de mensajería y paquetería en el municipio de Santa Catarina, donde localizaron 25 paquetes del enervante.

Según el reporte de la corporación federal, los agentes ingresaron con previa autorización para realizar rastreos preventivos a los diversos envíos, con apoyo de un binomio canino. El elemento entrenado detectó dos gabinetes de metal de grandes dimensiones, envueltos en plástico transparente.

Fue así como dieron con el cargamento oculto que estaba en empaques rectangulares confeccionados en plástico negro. Al interior estaba el enervante que provenía de Jalisco y tenía como destino la ciudad de Monterrey. Todo fue puesto a disposición en la delegación de la FGR del municipio de General Escobedo.

Tres días antes, el 21 de septiembre fue detenido un transportista que llevaba cientos de kilos del enervante y se trasladaba por el municipio de Aramberri. Las autoridades de Fuerza Civil interceptaron el vehículo de carga a la altura del kilómetro 94 de la carretera Doctor Arroyo – El Pozo.

Tras una revisión, encontraron varios paquetes que sumaban alrededor de 300 kilogramos de marihuana. El chofer señaló que solo transportaba colchones, sin embargo, no contaba con los documentos que acreditaran dicho material.

Cuando elementos de Fuerza Civil realizaron una revisión, pudieron percatarse de que había un doble fondo en la caja de la camioneta donde estaban escondido 20 paquetes con aproximadamente 15 kilogramos de droga cada uno. La persona detenida fue un hombre, quien fue identificado como Jorge “N”, cuenta con 59 años de edad y es originario de Michoacán.

Aldo Fasci, quien fuera secretario de Seguridad (octubre 2021-julio 2022), aceptó que en el estado fronterizo se ha detectado la presencia de al menos otros grupos criminales: los cárteles de Sinaloa, de Jalisco Nueva Generación, del Noreste, del Golfo, así como la Organización de los Beltrán Leyva.