Compartir

-Legisladores deberían analizar el programa “abrazos, no balazos”
-A final de cuentas, la legalidad no es sinónimo de efectividad
-Bloque opositor considera que hubo “trampa legislativa” en el Senado

PALACIO desde Matamoros, Tam.

Mientras diputados y senadores se ametrallan con argumentos en pro y en contra de la permanencia de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta 2028, ni en la Cámara de Diputados ni en el Senado de la República se ha planteado al menos un punto de acuerdo para evaluar la efectividad del programa del gobierno de la Cuarta Transformación en materia de seguridad y protección ciudadana.

Al menos hasta el inicio del tercer tercio del sexenio del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, la estrategia “abrazos, no balazos” no ha devuelto la tranquilidad a la sociedad mexicana ni tampoco ha sometido a los grupos delincuenciales y cárteles de la droga.

Con legalidad constitucional o sin ella, la realidad es que ni el Ejército Mexicano ni la Marina Armada de México con acciones de apoyo en tareas de seguridad pública no han logrado controlar las actividades cada vez más temerarias y lesivas a la economía y al estado de Derecho de los distintos grupos antisociales que operan a lo largo y ancho del territorio nacional.
Cierto es que el presidente LÓPEZ OBRADOR insiste en señalar que el programa “abrazos, no balazos” está cumpliendo su cometido al atacar las causas del problema, aunque, desde otra perspectiva, tal aseveración no corresponde a la realidad violenta que se vive en distintas regiones del país.
Otra verdad de a kilo es que, indudablemente, la presencia de soldados y marinos inhibe o regula la actividad delictiva y, al mismo tiempo, refuerza la labor de vigilancia de las policías estatales y municipales. Sin embargo, el patrullaje militar constitucional o inconstitucional no ha sido suficiente para neutralizar y someter al crimen organizado y narcotráfico.
Cuestión de analizar las escenas públicas a través de las redes sociales en donde civiles armados enfrentan sin temor alguno a los militares, o bien grupos de ciudadanos azuzados por cabecillas de células delictivas agreden, insultan, apedrean, desarman y secuestran a soldados, marinos y elementos de la Guardia Nacional.
En consecuencia, los representantes populares en ambas cámaras del Congreso de la Unión, en paralelo con la constitucionalidad, deberían sugerir al Ejecutivo federal la necesidad de evaluar objetivamente los resultados de la 4T en materia de seguridad pública y, en su caso, realizar los cambios que sean necesarios.
Luego de pasar la aduana en el palacio legislativo de San Lázaro, la iniciativa priísta que propone extender hasta 2028 la presencia militar en las calles fue frenada temporalmente en el Senado. La minuta fue devuelta a las dos comisiones dictaminadoras, ante la falta de los votos necesarios para lograr la mayoría calificada.
La estrategia es considerada como una “trampa legislativa” por parte del bloque opositor en la Cámara Alta, integrado por senadores del PAN, PRI, PRD, MC y Grupo Plural. Los inconformes manifiestan que el dictamen debió haber sometido a votación en el pleno y no regresarlo a Comisiones.
A partir del pasado miércoles, los senadores comisionados tienen diez días hábiles para modificar la minuta y proponerla nuevamente en el Senado para su aprobación o rechazo.
Al margen del resultado final, lo cierto es que el gobierno de la Cuarta Transformación logró fracturar la alianza Va por México del PAN-PRI-PRD, luego de dividirse el voto legislativo tricolor; favorable en la Cámara de Diputados en favor de la permanencia de las Fuerzas Armadas con el apoyo y liderazgo del presidente nacional del PRI, ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS, pero en contra en el Senado de la República, con la postura de los senadores priístas que controla, lidera y coordina MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG.
Es decir, al menos en el ámbito político con miras a los procesos electorales de 2023 y 2024, el resultado es favorable para el proyecto de nación del gobierno de la Cuarta Transformación, independientemente de que si se reforma o no el artículo V Transitorio de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
Al término de la sesión en la Cámara Alta del Congreso de la Unión trascendió que el bloque oficialista se quedó a solo tres votos (de once que requerían) para lograr la mayoría calificada, por lo cual el grupo parlamentario de Morena y Aliados optaron por la retirada estratégica para reagruparse.
Por lo pronto, la moneda continúa en el aire.
DESDE EL BALCÓN:
I.-Los más de 126 mil muertos que van durante el gobierno de la Cuarta Transformación superan el número de homicidios dolosos cometidos durante los sexenios de FELIPE CALDERÓN HINOJOSA y ENRIQUE PEÑA NIETO.
Por lo tanto, es justo y necesario un análisis concienzudo de la estrategia de la 4T en materia de seguridad pública.
II.-El Colegio de Periodistas de Tamaulipas que preside a nivel estatal el Lic. CRISTÓBAL GARZA MARTÍNEZ está de luto: falleció el DR. NOÉ MARTÍNEZ GONZÁLEZ, pieza importante en la estructura de la citada asociación civil.
III.-La licenciada YOLANDA ACOSTA NAVA asumió la presidencia de la delegación Matamoros del Colegio de Periodistas de Tamaulipas, sustituyendo en el cargo a la Maestra ARABELA GARCÍA.
Condolencia y felicitación, respectivamente, por parte de la Asociación Nacional de Periodistas, Locutores y Comunicadores USA-México, Comunicadores Unidos A.C. de Tamaulipas, delegación Tamaulipas de la Asociación Nacional de Locutores de México, y delegación Tamaulipas de Compañeros Internacionales de Periodistas y Editores (CONAPE).
Y hasta la próxima.
mariodiaz27@prodigy.net.mx