Compartir

El nadador singapurense Teong Tzen Wei se ha convertido en el tercero en ser amonestado tras confesar haber consumido drogas en el extranjero, lo que el país prohíbe, después de que la admisión en agosto del olímpico Joseph Schooling de haber fumado marihuana fuera pusiera el foco en este asunto en el mundo deportivo.

La agencia nacional de deporte isleña afirmó este miércoles (28) en un comunicado que, en consecuencia, ha suspendido su apoyo, que incluye financiación, asistencia médica y deportiva, a Teong durante un mes a partir del 1 de octubre, una medida que también aplica a Schooling y a la nadadora de estilo libre Amanda Lim.

Ambos admitieron en agosto haber fumado marihuana fuera del país, mientras cumplían con sus obligaciones con el equipo nacional de Singapur, como también sucede con Teong, de 24 años y de quien no se especifica cuándo consumió las drogas.

El nadador ha ganado un total de cuatro oros y una plata entre 2017 y 2021 en los Juegos del Sudeste Asiático, y una plata en los Juegos de la Commonwealth de 2022.

Teong rompió el récord de los 50 metros de estilo libre en los Juegos del Sudeste Asiático de mayo de 2022, erigiéndose con 21.93 segundos como el primer nadador de la región en cubrirlos por debajo de los 22 segundos.

Schooling fue sancionado el pasado agosto por las autoridades isleñas, después de que el campeón de los 100 metros mariposa de Río 2016 admitiera haber consumido marihuana en el extranjero, de modo que no podrá pedir permisos para entrenar o competir mientras realiza el servicio militar de dos años que impone el país.

La medida fue tomada después de que Schooling, de 27 años, admitiera haber consumido cannabis el pasado mayo, cuando estaba en Vietnam para participar en los Juegos del Sudeste Asiático.

Los ciudadanos singapurenses o residentes permanentes que consumen drogas en el extranjero “pueden ser castigados del mismo modo que si hubieran consumido drogas dentro del país”, según la ley isleña.

En este sentido, una primera infracción puede acarrear penas de entre un año y diez de cárcel, aunque la mayoría de los detenidos suelen ser enviados a rehabilitación si no hay más cargos en su contra, según la Oficina de Narcóticos.

Las autoridades de Singapur han detenido a 41 ciudadanos entre enero y agosto de este año en varios puntos de control por consumir drogas fuera del país, según publicó el pasado sábado la Oficina Central de Narcóticos.

Con información de EFE

CANDELERO, 28-09-2022