Compartir

-Últimos cinco días hábiles para calificar la elección

-En el filo de la navaja magistrados del Tribunal

-Presionados por la opinión pública y otros intere$e$

PALACIO desde Matamoros, Tam.

El tema local que ya acapara atención nacional es, sin duda, la sucesión gubernamental en Tamaulipas que está en manos del veredicto final de los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en lo que a la validación del proceso se refiere.

En efecto, en un escenario político matizado con negros nubarrones se perfila el relevo del gobernador FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, hasta ahora, por el gobernador electo AMÉRICO VILLARREAL ANAYA.

Después de haber desechado por inconsistentes 13 impugnaciones en otros tantos distritos electorales, tras superar el filtro del Tribunal Electoral de Tamaulipas, el TRIFE se prepara para analizar la inconformidad del PAN y su candidato CÉSAR AUGUSTO VERÁSTEGUI OSTOS respecto a la presunción de uso de recursos económicos de procedencia ilícita, durante la campaña del candidato morenista.

En consecuencia, de la consistencia de las pruebas documentales dependerá si la elección del pasado 5 de junio es avalada por el citado órgano jurisdiccional o bien el Congreso Local elige a un gobernador interino, mientras el Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) convoca a un nuevo proceso eleccionario en un plazo no mayor de 90 días.

La guerra sucia desatada en contra del doctor VILLARREAL ANAYA desde hace varias semanas, prácticamente se ha recrudecido en los últimos días a través de publicidad pagada en redes sociales y difusión de información falsa en medios de comunicación tradicionales con presencia nacional.

Sin pasar por alto que, efectivamente la ley es la ley, sería por demás lamentable que funcionarios al servicio del Poder Judicial de la Federación emitieran un fallo no acorde a la realidad y solo sustentado en presuntos arreglos económicos.

Sin embargo, salvo la siembra de incertidumbre y zozobra, se antoja sumamente complicado que el magistrado ponente proponga la nulidad de la elección en donde 730 mil tamaulipecos eligieron al médico cardiólogo AMÉRICO VILLARREAL ANAYA como el sucesor de GARCÍA CABEZA DE VACA, al derrotar por más de 80 mil votos a su rival político VERÁSTEGUI OSTOS.

Es decir, desde cierta perspectiva, de lo que se trata es que el todavía mandatario estatal tamaulipeco pretende demostrar quién es quién en la esquina noreste del país hasta el último minuto del viernes 30 de septiembre.

Quien encabeza los últimos días del gobierno de los “vientos del cambio” se resiste a dejar el poder y, además, obstaculizar hasta el último momento el protocolo de entrega-recepción y sucesión gubernamental.

Escupiendo hacia arriba, FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA daña la imagen del galeno a través de sus testaferros, dejando correr la especie que el crimen organizado financió la campaña del candidato de la alianza Morena-PT-PVEM. Como ejemplo cita la columna cívica Pedro J. Méndez a quien atribuye nexos con un cártel del narcotráfico y que trabajó política y financieramente en favor de la causa guinda.

No obstante, CABEZA DE VACA “olvida” que ese mismo grupo es quien lo apoyó durante el proceso electoral de 2016 para encabezar la primera alternancia política en Tamaulipas. También pasa por alto que, durante su sexenio, integró el Grupo de Operaciones Especiales (GOPES) que actuaba como un grupo delictivo “con charola” para someter a células rivales ligados a otros intereses.

Sea como fuere y al margen de la decisión de los magistrados del Tribunal Federal Electoral, donde no existe ninguna duda es que FRANCISCO JAVIER a partir de hoy disfrutará los últimos cinco días de su sexenio, pues a partir del próximo sábado Tamaulipas tendrá un nuevo mandatario estatal.

Justamente, a partir del primer minuto del décimo mes del año, GARCÍA CABEZA DE VACA ya no gozará de la inmunidad procesal que le brinda el fuero estatal con el que evitó el ejercicio de acción penal en su contra por parte de la Fiscalía General de la República.

Lo dispuesto en la Constitución del estado Libre y Soberano de Tamaulipas permitió que el casi ex gobernador panista gobernara y saqueara a su antojo las arcas estatales.

También, que prácticamente exhibiera y se impusiera (hasta ahora) al presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, a la Cámara de Diputados, a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y a la Fiscalía General de la República (FGR).

Será por demás interesante conocer cuál será la actitud y actividad de quien pretende ser el candidato presidencial del PAN y relevar, en 2024, a quien encabeza el gobierno de la Cuarta Transformación. Derecho legítimo, por supuesto, aunque……también se vale soñar.

DESDE EL BALCÓN:

I.-Cierto es que el proceso eleccionario del pasado 5 de junio dejó en claro la decisión de los votantes tamaulipecos en favor de la Cuarta Transformación.

Sin embargo, las firmas ciudadanas de ayer domingo en distintos municipios de la entidad estarían orientadas a tratar de impedir que los magistrados del Tribunal Electoral de la Federación emitan un dictamen basado en otros intereses y no en la aplicación justa y correcta de la ley.

Y hasta la próxima.

mariodiaz27@prodigy.net.mx