Compartir

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condena los asesinatos de la defensora de derechos humanos y abogada Cecilia Monzón Pérez, ocurrido el 21 de mayo, en San Pedro Cholula, Puebla; y del defensor del derecho a la tierra y territorio y de los derechos del pueblo afromexicano, Humberto Valdovinos Fuentes, ocurrido el 23 de mayo, en Pinotepa Nacional, Oaxaca.

De acuerdo con la información recibida, el 21 de mayo, Cecilia Monzón Pérez fue atacada por hombres armados en el momento en que transitaba en San Pedro Cholula. Cecilia Monzón era una reconocida defensora de los derechos de las mujeres y abogada. Había solicitado en múltiples ocasiones protección del estado a raíz de las numerosas amenazas de las que había sido víctima estos últimos años.

“Además de la urgente necesidad de evitar la impunidad de estos crímenes, es fundamental que se incluya la perspectiva de género como un elemento central del proceso de investigación, sanción y reparación, y que se esclarezca de manera pronta, diligente e imparcial, las circunstancias de su asesinato, en particular determinar si ocurrió en represalia a su labor de defensa de los derechos humanos” dijo Guillermo Fernández-Maldonado, Representante en México de la ONU-DH.

La ONU-DH también recibió información de que el 23 de mayo, el señor Humberto Valdovinos Fuentes fue asesinado por personas armadas en el municipio de Pinotepa Nacional, Oaxaca. El señor Valdovinos Fuentes era un reconocido defensor de los derechos del pueblo afromexicano y pertenecía al Comité de Seguridad de la Unión Cívica Democrática de Barrios, Colonias y Comunidades (UCIDEBACC).

«Estos dos asesinatos son nuevos ejemplos de la violencia de quienes intentan silenciar a las personas que denuncian el racismo, la violencia de género, defienden los derechos fundamentales de personas y comunidades históricamente discriminadas. Es preciso que todas las entidades estatales concernidas sumen esfuerzos para enviar un mensaje claro de que es posible poner fin a este ciclo de impunidad y prevenir estos ataques. de todas las personas», añadió Fernández-Maldonado.

 La ONU-DH reitera su llamado a las autoridades de los estados de Puebla y de Oaxaca a que realicen averiguaciones prontas y objetivas, donde es preciso se agoten todas las líneas de investigación, y que se determinen los móviles y los autores materiales e intelectuales de estos crímenes.

La ONU-DH expresa sus más sinceras condolencias y solidaridad con las familias y amistades de la señora Cecilia Monzón Pérez y del señor Humberto Valdovinos Fuentes.