Compartir

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, aseguró este miércoles (25) que Rusia continuará ayudando a los países de África pese a las sanciones impuestas por Occidente, e instó a las naciones africanas a exigir la derogación de las mismas.

“Continuaremos ofreciendo nuestro apoyo total y desarrollando la cooperación mutuamente provechosa” pese a las presiones ejercidas por Occidente tras el inicio de la campaña militar rusa en Ucrania, afirmó el jefe de la diplomacia rusa en un encuentro con embajadores de las naciones africanas acreditados en Moscú.

Lavrov recordó que las relaciones entre Moscú y los países africanos son “tradicionalmente amistosas y se desarrollan exitosamente”.

“Los países africanos siempre han tenido y tendrán en Rusia a un socio confiable y un amigo”, indicó.

“Sabemos que los países de África están entre los más vulnerables desde el punto de visa de la seguridad alimentaria. Parte de los estados del continente dependen críticamente de las importaciones de producciones agropecuarias procedentes de Rusia”, recordó.

El jefe de la diplomacia rusa aseguró que su país “cumple y continuará cumpliendo de buena fe sus compromisos con los contratos internacionales sobre las exportaciones de alimentos, fertilizantes, fuentes de energía y otras mercancías que África necesita mucho”.

El ministro respondió así a la preocupación expresada por varias organizaciones, incluyendo la ONU, sobre la posible crisis alimentaria que podría generar el conflicto en Ucrania, uno de los principales productores de trigo y girasol a nivel mundial.

Lavrov aprovechó la ocasión para hacer un llamamiento “a nuestros amigos, a la Unión Africana (UA), para que exijan insistentemente a Occidente la derogación de las ilegales sanciones unilaterales que socavan la infraestructura logística y de transporte necesaria para el comercio mundial”.

Con información de EFE

CANDELERO 25-05-2022