Compartir

La Cooperativa La Cruz Azul aseguró que el fraude por el que se le acusa a Guillermo Álvarez Cuevas -quien fuera presidente de la empresa- es “siete veces mayor al monto de la Estafa Maestra“, y calificó el video que éste difundió hoy jueves como un “insulto” a los cooperativistas que se vieron afectados por el “saqueo que encabezó”.

El expresidente de la Cooperativa Cruz Azul prófugo de la justicia reapareció este día en un video difundido a través de las redes sociales en el que dijo lamentar los problemas en los que se ha visto envuelta la empresa y afirmó que dará a conocer su versión de los hechos.

En el video, Álvarez Cuevas señaló que debido a las circunstancias en las que se encuentra no ha podido tener “un cambio de impresiones” con las personas que trabajan en la Cooperativa.

“En virtud de las circunstancias en las que me encuentro, no he podido tener ese cambio de impresiones y sobre todo que conozcan la versión de los hechos”, dijo.

La Cooperativa, en respuesta a las declaraciones de su expresidente, expresó en un comunicado que el video “resulta lesivo y un insulto para todos los socios y trabajadores de La Cruz Azul, a quienes la familia Álvarez Cuevas, durante décadas, quiso despojar de su patrimonio”.

La empresa recordó que la orden de aprehensión en contra Álvarez Cuevas es por los delitos de lavado de dinero y operación con recursos de procedencia ilícita, y detalló que entre enero de 2016 y finales del 2017 el ahora prófugo defraudó con más de 200 millones de pesos a la Cooperativa, triangulados mediante un conjunto de “empresas fantasma”.

Y apuntó también que tanto Federico Sarabia Pozo como Billy Álvarez, ambos excluidos de la cooperativa, mantienen bajo su control la planta cementera ubicada en Tula, Hidalgo, a pesar de tener órdenes de aprensión por los delitos de fraude procesal y fraude genérico.

“Los vínculos de Sarabia y su organización con “El Billy” Álvarez quedan de manifiesto a través de su vocero, Jorge Hernández, quien ejerciera el mismo cargo al interior de la Cooperativa bajo las órdenes del “El Billy” y en su momento, defendiera abiertamente su inocencia frente a las acusaciones por el desvío de mil 300 millones de pesos, las supuestas empresas fantasmas y las casas en Estados Unidos”.

Billy Álvarez enfrenta una orden de aprehensión federal por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, que fue emitida por un juez federal con sede en el penal en Almoloya, Estado de México.

Desde el año 2020, luego de renunciar a la Cooperativa Cruz Azul, no se ha sabido de su paradero.

Con información de Latinus