Compartir

El regulador antimonopolio de Brasil, CADE, dijo el viernes que la venta de la refinería Reman de la petrolera estatal Petrobras a la distribuidora de combustibles Atem fue aprobada sin restricciones.

Reuters había informado sobre la aprobación del acuerdo por parte del regulador el jueves, citando fuentes.

Petróleo Brasileiro SA, como se conoce formalmente a la empresa, había anunciado en agosto de 2021 un acuerdo para vender la refinería, que se ubica en el norteño estado de Amazonas, por 189.5 millones de dólares.

La venta aún necesitaba ser aprobada por el CADE. Reman es una de las ocho refinerías que la compañía ha puesto a la venta como parte de un acuerdo de 2019 con el regulador antimonopolio para mejorar la competencia en el sector de procesamiento de petróleo de Brasil.

CADE dijo en un comunicado que la aprobación se produjo porque su superintendencia general consideró que Atem no podría absorber toda la producción de gasolina y diésel de Reman por sí sola, y agregó que la empresa también buscará expandir la producción de la planta.

«No se encontró ningún incentivo para que Atem cierre la distribución a los competidores, dado que hay una alta inversión en la refinería que habrá que recuperar y otras alternativas para que las distribuidoras se abastezcan de sus productos», dijo CADE.

Con información de El Economista