Compartir

Continúan los problemas en el espacio aéreo y es que la empresa Aeroméxico indicó que ayer el vuelo 762, proveniente de Bogotá, Colombia, tuvo que abortar su aterrizaje en el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM) debido a que otro avión de United Airlines se encontraba en la pista.

La compañía señaló que esta acción fallida fue por la saturación que hay esa pista, sin embargo, aseguró que no fue un incidente grave ni parecido al que sucedió la noche del pasado sábado 7 de mayo entre dos aviones de Volaris.

Testimonios de dos periodistas del diario español El País, refieren que alrededor de las 20:25 horas, cerca de aterrizar en el AICM, los pilotos tuvieron que cancelar el aterrizaje debido a que se encontraba una aeronave de United Airlines, que había aterrizado y estaba en maniobras de desalojo de la pista.

Aunque 20 minutos más tarde, se retomó la ruta para poder descender, por lo que únicamente se presentó una “ida al aire” que es cuando se aborta el aterrizaje.

La diferencia entre el incidente de ayer y el del 7 de mayo, es que en el primero el controlador de tráfico aéreo le había dado la autorización al avión de Volaris de aterrizar cuando había otro avión en la pista.

SATURACIÓN Y MALOS MANEJOS

Como se sabe, tras el incidente de hace 5 días, renunció Víctor Hernández como responsable de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), quien además enfrentó una serie de denuncias por supuestos malos manejos y pobre capacitación al interior de este organismo.

Pero a la par d esto, existe un cuestionamiento generalizado de diversos sectores de la aviación al rediseño del espacio aéreo por la interacción del AICM con el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

FUENTE: DIARIO DE MÉXICO

CANDELERO, 12-05-2022