Compartir

La Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT) advirtió que funcionarios del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT), y particularmente de la Procuraduría Agraria, “no son bienvenidos a la comunidad de Puente Madera y serán expulsados en caso de ingresar” para imponer un parque industrial.

En una reunión realizada el pasado 26 de marzo con Rafael Marín Mollinedo, titular del CIIT; Gonzalo Villalobos López, representante de la Procuraduría Agraria en el Estado de Oaxaca, y Lila Rodríguez Villanueva, jefa de residencia de la Procuraduría Agraria en Tehuantepec, representantes de la comunidad indígena de Puente Madera insistieron que “no vamos a permitir que entre máquina al monte El Pitayal, ni que se haga ningún trabajo que atente contra tierras de uso común”.

Según Proceso, los inconformes responsabilizaron a los funcionarios federales, así como al líder estatal de la organización Frente Unido de Comunidades Oaxaqueñas (FUCO), Antonino Morales Toledo, a Noel Hernández Rito, presidente municipal de San Blas Atempa, y al exsíndico municipal Antonio Vielma Gallegos de cualquier amenaza, detención y agresión a cualquier habitante de puente madera e integrante de la Asamblea de Pueblo Indígenas.