Compartir

Las detenciones bajo el régimen de excepción instaurado en El Salvador desde el pasado domingo superaron el jueves las tres mil 800, según informes de la policía actualizados el viernes, mientras el presidente Nayib Bukele llamó a la Corte Suprema de Justicia a destituir a jueces “cómplices del crimen organizado».

Cabe señalar que el régimen de excepción suspende derechos a los salvadoreños como la defensa en un proceso judicial e inviolabilidad de las telecomunicaciones, y se instauró tras una escalada en los homicidios que el fin de semana pasado cobró la vida de más de 80 personas.

La policía indicó el viernes que el día jueves hubo 617 detenidos, con lo que las capturas de supuestos pandilleros llegó a tres mil 873.

Nayib Bukele afirmó en redes sociales que “no se ha liberado a ningún pandillero” y que supuestamente “un juez intentó liberar 42 de un caso de 2019, pero todos continúan en prisión”.

“Hago un llamado a la Corte Suprema de Justicia a remover a los jueces cómplices del crimen organizado”, agregó el mandatario, cuya administración ha sido señalada de golpear la independencia judicial.

El mandatario salvadoreño también pidió a la Fiscalía General de la República “a investigar los posibles nexos de este juez con el crimen organizado y las estructuras terroristas”.