Compartir

Como medida de presión para que sean atendidos por el gobernador David Monreal y de esta manera resolver el conflicto que afecta a la Secretaría de Seguridad Pública del estado, elementos de la policía estatal preventiva de Zacatecas tomaron las instalaciones del Palacio de Gobierno e instalaron este viernes un plantón en la Plaza de Armas de la capital.

“Tenemos tomado desde las siete de la mañana y va a ser un paro indefinido, vamos a esperar al señor gobernador aquí a donde está”, señaló uno de los policías despedidos recientemente.

Cabe mencionar que más de 800 elementos de la corporación continúan en paro total en apoyo a sus siete compañeros despedidos, luego de que encabezaran las manifestaciones de hace dos semanas, indicó el uniformado.

“Todavía tenemos el apoyo de todos los compañeros, ellos están esperando resultados de la mesa de diálogo con el señor gobernador”, agregaron.

A pesar de estar dispuestos al diálogo, los policías despedidos advirtieron que ya se analizan otros escenarios para radicalizar sus protestas en caso de no ser atendidos por las autoridades.

En tanto, el gobernador David Monreal adelantó este viernes en una transmisión en vivo que tendrá una agenda muy ocupada porque irá a las festividades de Jerez, aunque aseguró atiende la mayor cantidad de pendientes personalmente.

“Voy a Jerez más tarde a su 450 aniversario, como pueden apreciar pues tengo mucho trabajo acá, estoy saturado porque trato de ver las más de las cosas de manera personal porque ese es otro problema que los últimos sexenios instalaron, se dedicaron al puro negocio, la corrupción y ahora me obliga a revisar mucho, a vigilar mucho para poder darle capacidad de operación a las Secretarías”.

Los policías piden la destitución del secretario de Seguridad Pública y que no existan represalias hacia los uniformados por exigir sus derechos laborales.