Compartir

“Es un orgullo ser presidente del Atlético de Madrid, haber ganado tantos títulos y poder seguir perteneciendo” al club rojiblanco, expresó Enrique Cerezo en un vídeo difundido este jueves por la entidad con motivo de sus mil partidos al frente de la institución, en el que recordó triunfos de su equipo, destacó figuras como Luis Aragonés o Fernando Torres y valoró que su conjunto ha alcanzado las cotas actuales gracias a Diego Simeone.

“Tuvimos la suerte de encontrar a un gran entrenador, que es Simeone, y gracias a él, a su trabajo, su esfuerzo y su sacrificio deportivo estamos donde estamos ahora mismo. Es una situación envidiable no sólo en España, sino en Europa. Por eso se le quiere, la gente le admira y todo el mundo está encantado de que siempre esté aquí y siga por muchos años”, expresó el dirigente del Atlético de Madrid, que asumió la presidencia en 2003.

“Luego también ha habido una parte muy importante, la económica, que hemos tenido a una persona que ha trabajado 24 horas al día, que es Miguel Ángel Gil Marín, que ha conseguido que el club esté en una situación magnífica y estable como está ahora”, añadió Cerezo, cuyo recorrido en el vídeo empieza por la final de la Liga Europa ganada en 2010 al Fulham en Hamburgo, con el gol decisivo de Diego Forlán en la prórroga del choque.

“Ese es un partido y un recuerdo muy importante, por el partido, por los goles y porque estuvo presente el entonces Príncipe de España, hoy Rey de España, Felipe VI. Y recuerdo una foto que nos hicimos con el Rey al final del partido en el vestuario. La tengo enmarcada con muchísimo cariño”, explicó Cerezo, que recordó la figura de Quique Sánchez Flores, el técnico de aquel título: “Cuando viene estábamos en una situación deportiva fatal y fue un acierto que estuviera. Fue el inicio de esta magnífica década de victorias”.

Aunque cita más adelante, ya con Diego Simeone al mando del equipo, el salto decisivo a cotas más altas: “El título que realmente ya es definitivo para tener una situación deportiva magnífica como hemos tenido estos años fue la Copa del Rey que ganamos en el Bernabéu al Real Madrid (1-2, en 2013). A partir de ese momento es cuando el Atlético de Madrid empieza ya a tener conciencia de que tienen que ganar muchos títulos, como ha sido estos últimos años”.

Después vino la Liga de 2014. “Tampoco fue fácil. Fuimos al partido (el último contra el Barcelona en el Camp Nou, en el que al Atlético le bastaba con un empate para ser campeón, como así fue con el 1-1) con ilusión. Lo que realmente fue emocionante, aparte de haber ganado el título, fue que todo el Camp Nou se quedó a aplaudir al Atlético de Madrid”, apuntó el presidente, que repasó que “han pasado magníficos jugadores y, sobre todo, grandes personas” durante sus más de mil partidos como presidente del club.

La segunda Liga fue el pasado curso, “la Liga de la pandemia”. “Los cuatro, cinco últimos partidos fueron muy duros”, recordó Cerezo. “Tuvimos la buena suerte de ir superando partido a partido hasta que llegó Valladolid (en la última jornada con la victoria por 1-2 que lo hizo campeón). Siempre se nos va a quedar para el recuerdo que hemos sido campeones de una Liga sin público”, añadió.

“Fueron tiempos difíciles, porque ver toda una Liga y el final de otra sin público en un campo como el nuestro es muy triste”, expresó el presidente del Atlético, que también habló del cambio de estadio, del Vicente Calderón al Wanda Metropolitano: “Era una pena, pero, indiscutiblemente, era cambiar a mejor. A nadie se le van a olvidar los grandes momentos del Vicente Calderón”.

“Otro de los grandes momentos importantes de mi etapa como presidente fue el día que inauguramos el Wanda Metropolitano. Fue emocionante”, añadió.

También recordó la figura de Luis Aragonés, “un mito en la historia del Atlético de Madrid”, y Fernando Torres, “que estuvo aquí una etapa maravillosa, donde se hizo un jugador grande, internacional y todo el mundo lo quería”. “Nunca se me olvidará el reconocimiento que se le hizo cuando llegó aquí, con el campo lleno. Un día muy emocionante que vivimos todos los atléticos”, abundó.

También destacó a Diego Forlán como “un magnífico jugador y goleador”, que fue Bota de Oro con el club.

Con motivo de sus mil partidos, cumplidos en el triunfo por 0-1 contra el Manchester United, Cerezo recibió una placa conmemorativa días después en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva de Majadahonda. “Es un momento que nunca lo olvidaré. Agradecer a Miguel Ángel (Gil Marín), que es mi socio y mi amigo de muchos años, por el detalle. He dado tantas placas a todos los jugadores y que te la den a ti emociona”, concluyó.

Con información de EFE

CANDELERO, 31-03-2022