Compartir

Senadores de oposición acusaron este jueves (31) a Loretta Ortiz, ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) nombrada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, de tener un “conflicto de intereses” en el fallo de la próxima semana sobre la polémica reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE).

Los senadores entregaron una carta a la SCJN para denunciar que la ministra, quien está a cargo del proyecto de sentencia, está “impedida” por su sesgo ideológico, porque cuando era diputada del ahora oficialista Partido del Trabajo (PT) se pronunció en contra de abrir el sector a la inversión privada.

“El propósito del escrito es exponer ante las y los ministros de la Suprema Corte la evidencia inequívoca que la ministra Ortiz Ahlf se encuentra impedida para conocer de la acción de inconstitucionalidad en cuestión”, indicaron los senadores en un comunicado.

La polémica surgió la semana pasada, cuando se reveló que el proyecto que propone Ortiz, quien llegó a la Suprema Corte en diciembre, pretende avalar con una retórica similar al Gobierno la constitucionalidad de la reforma a la LIE, promulgada el 9 de marzo de 2021 por López Obrador.

La Suprema Corte admitió en mayo de 2021 una controversia constitucional de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) contra la reforma por considerar que vulnera la competencia al favorecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la empresa del Estado.

La reforma elimina el criterio económico para despachar primero las plantas de combustibles fósiles de la CFE sobre las privadas de renovables, revisa de forma retroactiva los contratos y cambia las reglas de los Certificados de Energía Limpia (CEL) para darlos a plantas viejas de la CFE.

La oposición denunció que la iniciativa modifica la reforma energética que abrió el sector a la inversión privada en 2013, cuando Ortiz era diputada del PT, aliado de López Obrador, y se pronunció en contra con argumentos ideológicos similares a los que ahora hace como ministra.

“Las múltiples posiciones de la ministra” son “un conflicto de interés insuperable, toda vez que lleva muchos años manifestándose en contra de la política energética constitucional integral que hoy nos rige”, argumentaron los senadores.

El proyecto de Loretta Otriz ha causado incertidumbre porque solo se requieren los votos de cuatro de los 11 ministros del pleno para validar la constitucionalidad de la reforma legal, que es similar a la reforma constitucional que ahora discute la Cámara de Diputados.

López Obrador ha nombrado a cuatro de los actuales integrantes de la Suprema Corte además de mostrarse cercano a su presidente, Arturo Zaldívar.

Por ello, la coalición opositora de los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD) denunció riesgos para la imparcialidad del Supremo.

“Hay elementos suficientes para –al menos– poner en entredicho el actuar imparcial de la Ministra frente al asunto, y la mera duda razonable de una actuación imparcial tratándose de nuestro máximo Tribunal Constitucional justifica la separación de ésta del asunto en concreto”, concluyeron.

Este debate en la Suprema Corte llega además cuando en el Legislativo se debate la reforma constitucional al sector energético, que impulsada por López Obrador, busca limitar a un 46 % la participación del sector privado en la generación de electricidad.

Con información de EFE

CANDELERO, 31-03-2022