Compartir

Las exportaciones de mercancías mexicanas registraron un repunte durante febrero, su primer avance luego de dos contracciones al hilo y el mayor incremento desde junio de 2020, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con información de El Financiero, los envíos al extranjero registraron un incremento de 16.03% a tasa mensual a 48,405.18 millones de dólares. Dicho resultado es el mayor avance desde junio del 2020, cuando escaló 74.81%.

El resultado se da luego de un descenso de 0.54% en diciembre del año pasado y de 5.72% en enero del 2022.

En su interior, las exportaciones petroleras fueron por 2,947.7 millones de dólares, es decir, un avance de 13.9% a tasa mensual, su segundo mes con pérdidas.

Las exportaciones no petroleras subieron 16.2% para ubicarse en los 45,457.5 millones de dólares, su mayor caída desde junio del 2020.

De manera desglosada, detalla El Financiero, los envíos de las manufacturas totalizaron 42,864.7 millones de dólares, es decir, se observó un incremento de 16.7%, respecto al mes pasado.

Las ventas del sector automotriz fueron mayores en 34.7% y las no automotrices cayeron en 9.3%.

En su comparación anual, en diciembre de 2021 las exportaciones totales de mercancías registraron un avance de 27.7%, resultado neto de un incremento de 54.2% en las exportaciones petroleras y de 26.3% en las no petroleras.

“La sorpresa positiva vino por el lado de las exportaciones manufactureras, especialmente en el sector automotriz, pues no estaba contemplando este repunte, asimismo estamos viendo una reducción en el déficit en el segmento de los hidrocarburos”, cita El Financiero a Ernesto O’Farrill, presidente de Grupo Bursamétrica.

Ricardo Aguilar, economista en jefe del Grupo Financiero Invex, aseguró que el impulso provino de las exportaciones del sector automotriz y del petrolero, y consideró que a pesar de que la economía estadounidense va a tener un crecimiento más bajo en el primer trimestre, la demanda por vehículos se mantendrá al alza y el empleo continuará mejorando, lo que apoyará a las exportaciones manufactureras.

Por su parte, James Salazar, subdirector de análisis económico de CIBanco, destacó que la demanda externa se mantuvo relativamente fuerte, en específico los envíos hacia Estados Unidos, que han mostrado indicadores con relativa fortaleza este año.

Estimó que en el corto y mediano plazo las exportaciones presentarán una dinámica positiva, pero no con el dinamismo de febrero, y aunque seguirán los problemas de cuellos de botella, las afectaciones podrían ser menores a las del año pasado, y con un crecimiento de la economía estadounidense cercano al 3%, las exportaciones seguirán por buen camino.

“Vimos un repunte en las exportaciones de México durante febrero, principalmente por el sector automotriz que sorprendió y también gracias al aumento de los envíos petroleros”, cita el rotativo nacional a Diego Sánchez Navarro, analista sénior en Masari.

“La información publicada es una de las sorpresas más positivas que se han presentado en el panorama económico reciente, pues da señales de que el dinamismo podría estar regresando al que desde hace tiempo funge como el motor de la economía”, indicó Daniel Arias, analista de Monex.

Advierten impacto

Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base, advirtió que no se descarta que el sector automotriz presente un desempeño negativo en el corto plazo, debido a las afectaciones en la producción en algunas plantas durante marzo, lo que podría estar ligado a disrupciones en las cadenas de suministro y la escasez de insumos, a raíz de la invasión a Ucrania.

A esto se suma el resurgimiento de Covid-19 en China, que implica el riesgo de retrasos en la cadena de suministros de la industria manufacturera.

“Los datos, junto con otras cifras oportunas, sugieren que la actividad recuperó terreno en el primer trimestre. Sin embargo, los riesgos parecen estar ganando más tracción, con el virus y las consecuencias de la guerra en Ucrania como los más importantes”, señalaron analistas de Banorte.

Importaciones también se aceleran

Por otra parte, según detalla El Financiero, las importaciones de mercancías alcanzaron 48 mil 292.6 millones de dólares, monto que implicó un aumento de 9.1% a tasa mensual.

De forma desagregada, las importaciones no petroleras subieron 10.3% y una baja de 1.8% en las petroleras.

Las importaciones por tipo de bien intermedio retrocedieron 10.9%, mientras que las de bienes de capital avanzaron 0.6%.

Por el contrario, señala el diario nacional, las importaciones de bienes de consumo mostraron un incremento de 3.3%.

Anualmente, las importaciones totales mostraron un crecimiento de 33.8%, el cual se derivó de aumentos de 32.6% en las importaciones no petroleras y de 46.9% en las petroleras.

La información oportuna de comercio exterior de febrero de 2022, con cifras originales, muestra un superávit comercial de mil 293 millones de dólares, saldo que se compara con el de 2 mil 688 millones de dólares en igual mes de 2021.

En los primeros dos meses del año, la balanza comercial presentó un déficit de 4 mil 993 millones de dólares.

Con información de El Financiero

CANDELERO, 29-03-2022