Compartir

La defensa de los objetivos de México en materia de cambio climático, la preparación de la llegada de los aficionados mexicanos a la Copa del Mundo o la “ola expansiva” que puede provocar la invasión de Ucrania han sido alguno de los principales asuntos que ha abordado el canciller Marcelo Ebrard en su visita a Catar.

Como parte de su gira por Oriente Medio, el canciller mexicano defendió en el marco del Foro de Doha la creación del primer fondo de adaptación climática para América Latina y el Caribe, responsables de entre un 9 y un 10% de las emisiones de gas de efecto invernadero, para “actuar de manera inmediata” contra el cambio climático.

El fondo, que esperan alcance entre 50 y 60 millones de dólares, se desarrollará este año con el fin de presentarlo en la próxima Cumbre del Clima (COP) como “un modelo que está ya funcionando” y que pretende acabar con un sistema basado en la “demagogia de los países desarrollados de poner miles de millones de dólares. Eso ya no es aceptable”, aseguró el canciller en una entrevista con EFE.

“Tenemos que hacer algo a una escala más modesta pero más efectiva. Es factible, es una buena idea y ya está formada”, añadió.

En este sentido, destacó la necesidad de crear un fondo a nivel global que defina las contribuciones de carácter obligatorio de cada uno de los países ya que “está en duda la sobrevivencia de la tierra” al tiempo que avanzó en el plan de reforestación a gran escala ‘Sembrando vida’, en el que están involucradas cerca de 400 mil personas.

En el marco del Foro de Doha, Ebrard se reunió además con los jefes de la diplomacia de la Unión Europea y de países clave en el Medio Oriente para tratar la invasión en Ucrania.

“Por definición nos vamos a oponer a cualquier invasión. Jamás hemos apoyado ninguna invasión en la historia y condenamos el uso de la fuerza que la acompaña. Nuestra propuesta es buscar una solución pacífica y seguir presionando e insistiendo para lograr alcanzarla pronto”, apuntó.

El canciller también destacó el impacto que la invasión tendrá en los precios de la energía y los alimentos.

“En el caso nuestro no importamos a Ucrania pero nos va a llegar la ola expansiva con el aumento de precios, somos un país exportador pero en algunos granos somos importador, con lo que suponemos que va a tener un impacto inflacionario. Cuanto más tiempo tome (la guerra) mayor impacto para todos”, destacó.

En este sentido, añadió que México podría ser una solución ante una posible escasez de materias primas en Europa, ya que “tiene una capacidad de producción importante y podría ser que aumentáramos las exportaciones en el corto plazo”.

En su visita a Doha, Ebrard visitó el estadio de futbol Ahmed bin Alí, también conocido como el “estadio mexicano”, por haber contado con la participación de una empresa del país, y aprovechó para preparar la presencia en Catar de aficionados durante la Copa del Mundo: “Hay que tener claro las reglas del juego. Qué puedes hacer y qué no en temas como el alcohol o manejar”, afirmó.

En materia de inversión, el canciller se mostró “muy optimista” y confirmó que espera “ver pronto inversiones comunes”, al tiempo que adelantó la visita próxima del Fondo de Inversiones catarí a México.

Tras su paso por Arabia Saudita y Catar, el canciller mexicano continuará su gira con la visita de Abu Dhabi, Dubai y la India, última etapa de su viaje oficial, en el que espera reforzar lazos con la industria farmacéutica en la fabricación de vacunas y en el sector aeroespacial.

Con información de EFE