Compartir

Cuatro bases militares operadas por fuerzas especiales del Ejército ya operan en las comunidades de la Ermita de los Correa, Palmas Altas, Guadalupe Victoria y Villahermosa en la sierra de Jerez en el estado de Zacatecas.

El Ejército trabaja para recuperar 18 comunidades tomadas por dos grupos delictivos, quienes lograron hacer huir a sus pobladores para después tomar sus viviendas como cuarteles. Una de estas bases ya resguarda a los primeros habitantes, quienes retornaron a sus viviendas informó Marco Vargas, secretario general de gobierno del municipio de Jerez.

“La de la Ermita de los Correa ha venido funcionando, la gente está en sus casas, llevan una vida más habitual, más cotidiana, pero las otras tres van a dar atención precisamente a 14 comunidades en las que su población decidió salir por la violencia que generaban los miembros del crimen organizado”, detalló el funcionario.

Aseguró que más de 500 militares altamente entrenados abordo de vehículos artillados y algunos blindados tienen como objetivo recuperar la tranquilidad en la región a partir de la instalación de estas bases.

“Son 18 comunidades prácticamente y algunas más pequeñas, no son comunidades son rancherías, algunas más pequeñas que también el objeto es que mantengan un clima de seguridad”, agregó.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos, no será factible comenzar con las actividades agrícolas y existe el riesgo de que los árboles de durazno mueran, admitió el secretario general de gobierno de Jerez.

“Y quizá no podríamos enviar a los pobladores, no olvidemos que los ciclos agrícolas tienen una fecha determinada, por ejemplo para el ciclo del durazno, el mes de febrero es cuando ya se tuvo que haber empezado a trabajar, ya lo pasamos y ya no habría una garantía ahorita en ese sentido”

Los pobladores esperan que estas bases militares se mantengan de forma permanente ya que temen que los grupos delictivos tomen represalias si los soldados se llegan a retirar.

Con información de Milenio