Compartir

El Presidente Andrés Manuel López Obrador visitó un puente que conecta a la Autopista del Sol con una zona de Cuernavaca donde no hay casas, por lo que propuso construir dos mil viviendas para darle utilidad a la infraestructura que hay en la zona.

«Este puente se construyó a partir de un acuerdo con la inmobiliaria Casas GEO, quebró la inmobiliaria y quedó el puente, y no hay nada, es un puente que no lleva a ninguna parte, es decir, no comunica a la gente porque no hay viviendas», detalló López Obrador en un video publicado en sus redes sociales.

El mandatario señaló que el puente costó 600 millones de pesos, según datos oficiales, y por lo tanto se buscará darle sentido a la obra para que no quede como un «monumento a la corrupción».

«Costó 600 millones de pesos, según datos oficiales, presupuesto público, dinero del pueblo. Entonces vamos a darle uso y sentido a esta obra porque sería una ineficiencia de nuestra parte el dejar esto, así como un monumento a la corrupción, como hay muchas otras obras en toda la República».

El Presidente explicó que el puente tiene entradas y que para aprovecharlo falta crear viviendas, centros deportivos, recreativos y comerciales.

Agregó que en el lugar se tenía pensado erigir 40 mil viviendas, pero resaltó que no se puede realizar una obra de esa magnitud porque «no hay agua, no hay vialidades para eso, debemos de tener más control urbano, no puede haber desorden, anarquía, además, hay que cuidar el agua y otros recursos que son fundamentales».

López Obrador aseguró que se va a buscar con el banco que se quedó los terrenos, llegar a un acuerdo y darle utilidad al puente.

«Podemos estar pensando en unas dos mil viviendas y esto lo puede financiar el Infonavit, los trabajadores pueden tener aquí sus viviendas». finalizó.

Con información de La Razón