Compartir

Un Juez de Control vinculó a proceso y decretó prisión preventiva en contra de tres presuntos integrantes del cartel de Sinaloa, entre ellos Felipe Eduardo “B” “Omega” considerado como operador de “El Mayo Zambada”; quien además era uno de los principales objetivos de las mesas de seguridad en el Estado de Baja California y considerado como un generador de violencia en ese estado.

Tanto a Felipe Eduardo como a Alexis “M”, Andrea “L” se les fincó responsabilidad penal por su probable responsabilidad en los delitos de portación de armas de fuego y posesión de cartuchos para armas de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Las personas vinculadas son Alexis “M”, Andrea “L” y Felipe “B”, este último uno de los principales objetivos de las mesas de seguridad en el estado de Baja California y considerado como un generador de violencia en dicha entidad.

De acuerdo con la carpeta de investigación, elementos de la Policía Municipal de Baja California, el 27 de diciembre de 2021, recibieron un reporte del C4, en el que referían disparos que provenían de una camioneta en el Fraccionamiento Vista Hermosa, en Mexicali. Una vez que dichos elementos arribaron al lugar, la camioneta continuó su marcha y se impactó en un poste de madera.

Por lo anterior, los elementos realizaron la revisión, detuvieron a las tres personas y localizaron un arma de fuego larga tipo fusil, un cargador de tambor abastecido con 29 cartuchos útiles, un arma de fuego corta tipo pistola, dos cargadores para arma de fuego abastecidos con 25 cartuchos útiles, un cargador de tambor abastecido con 44 cartuchos útiles y nueve cartuchos percutidos; además, se les aseguró la camioneta.

El Ministerio Público Federal (MPF), presentó datos de prueba al Juez de Control del Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de Baja California con sede en Mexicali, quien calificó de legal la detención y vinculó a proceso a los justiciables, además impuso como medida cautelar la prisión preventiva, quedando recluidos en el Centro de Reinserción social de Mexicali, Baja California. Se fijaron tres meses para la investigación complementaria.