Compartir

Pese a que el Banco de ADN para uso Forense de la Ciudad de México debía iniciar operaciones en agosto pasado, luego de tres meses de retraso y sin aclaraciones previas, Ernestina Godoy Ramos, titular de la Fiscalía General de Justicia local, aseguró que esto iniciará sus operaciones en el primer semestre de 2022, toda vez que según ella, aún se encuentra en proceso de certificación.

“Informar que está totalmente concluida su construcción y su equipamiento y que en estos momentos nos encontramos en el proceso de certificación y estará funcionando ya en el primer semestre del año que entra”, expuso Godoy Ramos en el segundo Informe Anual de la Alerta por Violencia contra las Mujeres.

También resaltó que el Banco de ADN será “el más avanzado de América Latina” con una capacidad de procesamiento de hasta seis mil perfiles genéticos al mes.

En tanto, Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de Gobierno, alardeó la aprobación de cuatro leyes vinculadas directamente con la violencia contra la mujer: la Ley Olimpia, el Banco de ADN, el Registro de Agresores Sexuales y “El agresor debe de salir de casa”, sin embargo, pese a estos anuncios, diversos colectivos han manifestado que estos acaso siguen presentándose en la capital y en los estados.

Basta recordar que la mandataria sostuvo en su tercer informe de gobierno, que el Banco de ADN se utilizará exclusivamente en el registro de delitos sexuales, violación, abuso sexual en personas menores de 12 años, turismo sexual, trata de personas, entre otros.

Mientras que un mes después, Godoy Ramos aseveró que la instalación del Banco de ADN iniciaría operaciones al octavo mes de este año, momento en que dijo que estaba bajo el proceso de certificación por la Internacional Criminal Investigative Training Assistance Program (ICITAP, por sus siglas en inglés) de la Embajada de Estados Unidos, así como por la Entidad Mexicana de Acreditación A.C.

Con información de Latinus

CANDELERO, 24-11-2021