Compartir

Un juez de control rechazó el amparo de Rosario Robles con el que buscaba salir de la cárcel para continuar su proceso en prisión domiciliaria, toda vez que se consideró que prevalece un elevado riesgo de fuga. La exsecretaria de Desarrollo Social (Sedesol) está vinculada a proceso por ejercicio indebido del servicio público en el caso de la “Estafa Maestra”.

Este miércoles, luego de una audiencia tras presentar un amparo para salir del reclusorio, el juez de control desechó cambiar la medida cautelar que mantiene a Robles en prisión preventiva justificada desde 2019, dictada entonces por el juez Jesús Delgadillo Padierna.

La negativa al amparo solicitado fue dictada este noche por Ganther Alejandro Villar Ceballos, juez de control con sede en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Sur, donde la imputada fue trasladada por la tarde desde la prisión en la que se encuentra recluida en el oriente de la Ciudad de México.

“El resguardo domiciliario como una opción, una alternativa ofrecida por la defensa en algún momento del proceso, le facilitaría los medios para abandonar el territorio”, sentenció el impartidor de justicia.

Villar Ceballos aseguró además que las cuestiones de salud no son obstáculo para que Rosario Robles permanezca en prisión, pues aclaró que cada que tenga alguna cuestión de salud puede acudir al Juez de Ejecución para solicitar las medidas que ella y su defensa consideren pertinentes.

Durante la audiencia, el juez determinó no permitir ninguna nueva participación por parte de las partes, sino que resolvió con lo ya vertido por ellas en meses pasados.

Estimó que tanto la propuesta por la Fiscalía (continuación de la prisión preventiva), como las propuestas por la defensa, resultaban idóneas para sujetar a la imputada al proceso.

Esta es la segunda vez que se niega la libertad a la exfuncionaria, luego de que el 30 de abril de 2020 un juez rechazó que lleve a cabo su proceso fuera de prisión.

Rosario Robles fue recluida en el penal de Santa Martha Acatitla desde el 13 de agosto de 2019; la también extitular de Sedatu es señalada por presunto desvío de recursos de más de 5 mil millones de pesos, como parte del caso de la “Estafa Maestra”.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía General de la República, la exfuncionaria habría obtenido dichos recursos de las secretarías de Desarrollo Social y de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) cuando estuvo al frente de estas dependencias.

A lo largo del año, Rosario Robles se ha presentado a diferentes audiencias para la presentación de los hechos que sustentan la acusación en su contra, así mismo la exfuncionaria de Enrique Peña Nieto, a través de su defensa, ha presentado recursos para salir de prisión y denunciar un trato diferente en su contra, mientras otros funcionarios que estaría involucrados en el delito se encuentran en libertad.

El pasado 26 de marzo, la extitular de Sedesol ​se declaró inocente de los cargos que se le imputan por el desvío de recursos; días antes, el 9 de marzo, se dijo dispuesta a colaborar con la Fiscalía General de la República.

A inicios de este mes, el Juzgado Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal, concedió un amparo a favor de la exsecretaria de Desarrollo Territorial y Urbano, quien acusó al fiscal General de la República, Alejandro Gertz Maneri, de violar su derecho humano a la presunción de inocencia y debido proceso.

Robles cuenta con una orden de aprehensión en su contra por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero) y delincuencia organizada.

FUENTE : AGENCIAS

CANDELERO 20-10-2021