Compartir

El Manchester United ha invertido 11 millones de libras (12 millones de euros) en remodelar la zona para discapacitados de Old Trafford.

El objetivo del club de Mánchester es colocar Old Trafford de nuevo al mismo nivel de modernidad que los mejores campos de Inglaterra.

En total, este verano el United ha gastado 20 millones de libras (22 millones de euros) en renovar sus instalaciones, con el cambio del césped, así como la instalación de vallas para que la gente pueda ver los partidos de pie y pintar la fachada, como principales mejoras.

Construido en 1909 y ampliado en 2006, Old Trafford se ha quedado por detrás de estructuras más modernas como el Emirates Stadium, el Etihad o el nuevo estadio del Tottenham y ya fue criticado por una leyenda como Gary Neville, que dijo que, aunque en televisión daba buena imagen, la realidad es que está “oxidado y podrido”.

Con información de EFE

CANDELERO, 16-09-2021