Compartir

Hola Chicuelos….

Descubrí en un video al investigador de la universidad de Miami Jorge Bucay, mientras ofrecía una conferencia a un gran número de adultos mayores a quienes pedía “búsquense un amante”….¡que remolina se armó!…hasta lo  abuchearon.

Por fin un chicuelo se envalentonó  y  preguntó’ ¿por qué un científico de su envergadura se atreve a pedirnos algo así?

El científico se concretó a decir :” Hay viejos que mueren por no tener a quien amar. Otros que, que  recién acaban de perder a su amor y llegan a mi consultorio a platicarme su rosario de dolencias. Por supuesto después de haber visitado a otros especialistas quienes les diagnosticaron: «depresión» prescribiéndoles antidepresivos de moda. Yo solo voy a pedirles que se busquen un amante”.

Increíble ver la expresión de la concurrencia al recibir el veredicto; “¡cómo es posible que un profesional se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica!».

Entonces el investigador pidió calma a la concurrencia y continuó  con la  siguiente explicación:

“Amante es lo que nos apasiona, lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y también lo que a veces nos mantiene en el insomnio pero nuestro amante nos hace entender que la vida tiene motivación y sentido.

A veces a nuestro amante lo encontramos en nuestra pareja, al escribir, en la investigación,  la literatura, la música, en la necesidad de trascender espiritualmente, en fin, es «alguien» o «algo» que nos pone de «novios con la vida».

«¿Y cómo encontrar a nuestro amante?

 -“Vivan su vida en plenitud, no le teman a ser ustedes mismos, pero si tengan miedo de convertirse en viejos pusilánimes dedicados a espiar como viven los demás, a revisarse la presión todos los días y tomarse cajas y cajas  de remedios multicolores.

Basta, no posterguen  la posibilidad de disfrutar el hoy, quizás mañana no puedan hacerlo. Así que sean amantes y protagonistas de su propia vida! Lo trágico no es morir, lo trágico es no animarse a vivir .

taca.campos@gmail.com