Compartir

Josep Borrell, alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), comunicó al ministro de Exteriores israelí, Gabi Ashkenazi, la necesidad de un cese de la grave escalada de violencia en la Franja de Gaza porque está provocando un “gran número de civiles muertos y heridos, incluyendo niños”.

En la llamada al ministro israelí de Exteriores, Josep Borrel reiteró la urgencia de que cualquier respuesta evite la muerte de civiles.

Borrell, quien mantuvo contactos para contribuir a la desescalada, admitió que la UE no tiene capacidad de presionar a las partes y sugirió la mediación de Estados Unidos.

El jefe de la diplomacia europea llamó a rebajar la tensión de un episodio que está dejando un “número inaceptablemente elevado de muertes de civiles”. Esa es la posición que la UE ha mantenido en los últimos días y en la que se reafirma este viernes, según un portavoz comunitario.

En la víspera, en un acto en el centro de análisis en Madrid, España, Jospe Borrell calificó de “asimétrica” esa escalada. “Lo que estamos viendo estos días es la desesperación del pueblo palestino, que no ve ninguna salida viable a su situación”, sostuvo.

Más tarde, Borrell explicó que había mantenido una conversación “larga y honesta” con Ashkenazi. El alto representante reafirmó el apoyo de la UE a la seguridad de Israel y condenó el lanzamiento indiscriminado de misiles de Hamas, pero también le pidió que evite la pérdida de vidas de ciudadanos.

FUENTE ; EL PAIS

CANDELERO 14-04-2021