Compartir

Debido a la incertidumbre en torno a las vacunas y las nuevas cepas, Australia mantendrá sus fronteras internacionales cerradas hasta 2022 expresó el ministro de Finanzas de este país, Simon Birmingham.

“Las incertidumbres sobre la velocidad de la vacunación y su efectividad frente a las diferentes variantes de la Covid-19, así como su duración y su eficacia, son consideraciones que significan que no se abrirán las fronteras de golpe a principios del próximo año con gran facilidad”, comentó el ministro.

Australia, que cerró sus fronteras internacionales en marzo de 2020, vive desde hace meses una práctica normalidad que solo se rompe con confinamientos rápidos y bruscos por brotes provocados por fallos en los protocolos de cuarentena en los centros para los residentes que retornan al país.

El Gobierno australiano además ha prohibido desde la semana pasada la entrada de sus ciudadanos desde India e incluso desde el lunes ha amenazado con imponer multas y penas de cárcel a aquellos que intenten retornar desde ese país asiático, lo que ha dado inicio a una batalla en tribunales que pretende probar su ilegalidad.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, que esperaba inicialmente abrir las fronteras internacionales en octubre próximo tras finalizar su campaña de vacunación, pero uno de los mayores problemas de su gobierno es el retraso de inmunización de unos 2,5 millones de dosis, muy por debajo de los 4 millones previstos inicialmente para finales de marzo.

Australia acumula 30,000 contagios y 910 fallecidos, la mayoría de ellos por los fallos en los centros de cuarentena de viajeros internacionales en la ciudad de Melbourne que se detectó a mediados de 2020, y desde entonces solo tiene brotes esporádicos de Covid-19.

FUENTE: AGENCIAS

CANDELERO, 06-05-2021