Compartir

Ante el grave problema de extorsiones telefónicas, finalmente se implementará en México el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

Este martes los senadores aprobaron la creación de dicho padrón, en el que ahora los 122 millones de usuarios de telefonía móvil registrarán la huella dactilar, iris de los ojos, facciones del rostro, tono de voz y firma.

La idea con esta medida es acabar de una vez por todas con los delitos de extorsión y secuestro, de acuerdo con los cálculos, les deja a los delincuentes unas ganancias estimadas en unos 12 mil millones de pesos anuales.

Para quienes cuentan con línea de prepago o pospago, deberán proporcionar identificación oficial, comprobante de domicilio y datos biométricos para la activación del servicio de la línea telefónica móvil.

Sin embargo, para quien no se realice el registro se le cancelará la línea de manera definitiva y además deberá pagar una multa de 89 mil 692 pesos.

En el Senado este martes discutieron la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, donde en una votación muy apretada se registraron, en lo general, 54 votos a favor; 49 en contra y 10 abstenciones.

Para la senadora Lucy Meza, presidenta de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, quedó muy claro el motor de dicho padrón, ya que se pronunció a favor de que al fin se logre inhibir las ganancias millonarias que la delincuencia organizada obtiene de la extorsión y del secuestro.

Contrario a los argumentos de la oposición, este padrón será confidencial y reservado en los términos de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, de la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados y de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.