Compartir

Irán acusó este lunes a Israel de sabotear su instalación nuclear subterránea de Natanz con un ataque que dañó las centrifugadoras utilizadas en el lugar para enriquecer uranio.

Teherán advirtió que tomaría represalias.

Los comentarios del portavoz del Ministerio iraní de Exteriores Saeed Khatibzadeh eran la primera acusación oficial contra Israel por el incidente del domingo, que dejó todo el complejo de Natanz sin electricidad.

Israel no se ha atribuido directamente la responsabilidad del ataque. Sin embargo, las sospechas se dirigieron inmediatamente en su dirección, mientras medios israelíes reportaban de forma unánime que un devastador ciberataque orquestado por el país había provocado el corte eléctrico.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, que se reunió el domingo con el secretario estadunidense de Defensa, Lloyd Austin, ha prometido hacer todo lo que esté en su mano para frenar un nuevo acuerdo nuclear de Irán con potencias internacionales.

En una conferencia de prensa el lunes en la base aérea israelí de Nevatim, donde vio sistemas de defensa antiaérea y antimisiles y su avión de combate F-35, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, declinó decir si el suceso complicaría los esfuerzos de Biden por volver a negociar con Irán sobre su programa nuclear.

“Esos esfuerzos continuarán”, declaró Austin.

Aún había pocos detalles sobre lo ocurrido en el complejo nuclear el domingo por la mañana.

FUENTE ; AGENCIAS

CANDELERO 12-04-2021