Compartir

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, confirmó que las dosis de la vacuna Sputnik V que fueron decomisadas en Campeche no corresponden a ninguno de los lotes adquiridos por el Gobierno de México.

Durante la conferencia vespertina, el funcionario señaló que no podía revelar más detalles de este hecho porque hay presuntas responsabilidades legales que están a cargo de la Fiscalía General de la República (FGR), al tratarse de un posible delito.

Aseguró que actualmente el producto decomisado se está analizando y se encuentra bajo resguardo de la FGR.

Los estudios determinarán si se trata de la sustancia activa, es decir, si se trata de la vacuna real o no”, comentó.

Explicó que después de este proceso, se tomarán las acciones necesarias.

Más de mil personas presuntamente fueron inyectadas con las presuntas vacunas Sputnik V, similares a las decomisadas en el aeropuerto de Campeche.

Las supuestas dosis del biológico falso se habrían aplicado a trabajadores de la maquiladora Karim’s, propiedad del empresario paquistaní Mohamad Yusuff Amdani.

También se habrían suministrado dosis a personas cercanas al empresario, como ejecutivos de empresas, políticos, comerciantes y taxistas.

Yusuff Amdani es señalado como presunto responsable de la importación de las vacunas falsas.

De acuerdo con el medio Reforma, dos personas que recibieron el biológico compartieron su testimonio de manera anónima, en el que manifestaron temer por su salud.

Los denunciantes refirieron que se presentaron en un consultorio médico privado el 15 de marzo para ser supuestamente vacunados contra el SARS-CoV-2.

En la maquiladora, la aplicación de las supuestas dosis falsas de Sputnik V inició a comienzos de marzo. A los empleados se les comunicó que recibirían el biológico para que pudieran trabajar sin riesgo de contagiarse.

El pasado miércoles 17 de marzo, la Administración General de Aduanas, en coordinación con el Ejército Mexicano, decomisó más de cinco mil dosis de presuntas vacunas rusas Sputnik V en el Aeropuerto Internacional de Campeche, a bordo de un avión privado que tenía como destino Honduras.

Tras el decomiso, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) informó que el lote decomisado era falso.

El análisis de las fotografías del lote incautado, incluido el diseño de los envases y etiquetas, hace pensar que se trataría de una sustancia falsa que no tiene nada que ver con la vacuna original”, se lee en el documento.

Al respecto, Grupo Karim’s respondió que el traslado de las vacunas a Honduras sería con el objetivo de aplicarlas a los trabajadores y sus familias. Además, aseguró que ni a la empresa ni a sus ejecutivos se les ha imputado delito alguno.

FUENTE: AGENCIAS

CANDELERO, 25-03-2021