Compartir

Mal y de malas para los Lakers, que ahora sufrieron la lesión de LeBron James en la derrota que tuvieron por 99-94 sobre los Atlanta Hawks en el Staples Center.

La quinteta angelina abrió la jornada sabatina en la NBA con un partido que apuntaba a ser de grandes ofensivas, y al final fueron las defensivas las que impusieron condiciones limitando a menos de 100 puntos a cada equipo.

Pero la derrota no fue lo peor para los actuales campeones de la liga, que al inicio del segundo cuarto vieron marcharse lesionado a su principal estrella sufrir un pisotón en su tobillo derecho. Y si bien permaneció en la duela durante las dos siguientes posesiones, la molestia lo obligó a irse al vestidor y no regresar al partido. El Rey apenas disputó 11 minutos donde aportó 10 puntos, 4 asistencias y 1 rebote.

Los Lakers ya tienen fuera a Anthony Davis, su principal arma ofensiva, y ahora sin LeBron tendrían un panorama complicado en caso de confirmarse la gravedad de la lesión.

La situación fue aprovechada a la perfección por los Hawks, que de ir abajo en el marcador le dieron la vuelta y llegaron a sacar una máxima de 17, misma que mantuvieron hasta los últimos minutos. El triunfo visitante nunca estuvo en peligro, sobre todo a partir del tercer cuarto donde los Lakers apenas contabilizaron 12 unidades.

En los Hawks, el ala-pívot John Collins fue su jugador más destacado con 27 puntos y 16 rebotes, mientras que Trae Young finalizó con 14 tantos y 11 asistencias. Por los angelinos, el suplente Montrezl Harrell fue el más activo a la ofensiva con 23 unidades.

FUENTE: AGENCIAS

CANDELERO, 21-03-2021