Compartir

Un voraz incendio en la zona boscosa de la Sierra de Arteaga, en Coahuila, consumió matorral, arbolado y hojarasca, también arrasó con varias cabañas y obligó a las autoridades a desalojar a las familias del ejido “San José de las Boquillas” y llevarlas a albergues mientras pasa el peligro.

El fuego ha devastado una superficie de 2 mil hectáreas de vegetación, arbustos, matorrales y coníferas, pinos, abetos, ciprés, que arden y quedan completamente calcinados.

Inició en el paraje “La Pinalosa”. Justo en el Cañón de Rancho Nuevo (conocido también como Cerro de los Dolores), muy cerca de los límites de Coahuila y Nuevo León.

Casi un centenar de brigadistas de dependencias estatales, municipales y federales y elementos del Ejército Mexicano, con el apoyo de 2 helicópteros del gobierno de Coahuila se encargan de combatir el siniestro.

La secretaria del Medio Ambiente del Estado (SMA), Eglantina Canales Gutiérrez, destacó que la conflagración, que aún no se sabe que la causó, se ubica pasando “Los Lirios”.

“Este es un incendio muy extremo con condiciones muy difíciles”, apuntó.

Ahí, en ese lugar, refirió, existían cabañas que fueron arrasadas por el fuego y hay otras que están en riesgo, por lo que se trabaja en salvaguardar la infraestructura (urbana)”, subrayó.

Canales Gutiérrez agradeció la colaboración de todo el equipo de este estado y de Nuevo León que, tan pronto se enteraron vinieron a auxiliar en las tareas para apagar las llamas que devoran parte de la zona boscosa y amenazan con propagarse.

FUENTE < AGENCIAS

CANDELERO 17/03/2021