Compartir

Especialistas en derecho aseguran que con el dictamen aprobado por la Cámara de Diputados no se despenaliza la mariguana, solo se “flexibiliza” el consumo.

El pasado miércoles los diputados avalaron un paquete de leyes para permitir que mayores de 18 años puedan poseer hasta 28 gramos de mariguana para consumo personas y podrán cultivar y poseer en su lugar de residencia hasta seis plantas, pero si en la vivienda hay más de un consumidor, podrán tener ocho.

El especialista de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle, Rafael Soler Suástegui, mencionó que la minuta avalada no está completamente despenalizada, porque solo se permite la portación de 28 gramos, pues aquellas personas que traigan más de 28 y hasta 200 gramos de esta yerba, serán remitidos a las autoridades y pagarán una multa de hasta 10 mil 754 pesos, y si alguien posee más de 200 gramos, la multa es de 268 mil 860 a 448 mil 100 pesos.

“Hay más que nada una regulación muy fuerte sobre la producción, consumo que por otro lado es comprensible, pero si hay una regulación muy fuerte, y no está completamente despenalizada. Despenalizado seria si yo quiero ahora mismo puedo comprarme 40 cajas de whisky y no pasa nada, eso es que algo este despenalizado (…) No es una despenalización total, es una flexibilidad que permite el cambio de un enfoque prohibicionista a un enfoque de salud pública, entonces no es algo completamente libre”, dijo el catedrático.

Mientras el investigador del Instituto de Investigaciones Jurídica de la UNAM, Imer B. Flores, comentó que la minuta enviada al Senado, la cual será discutida la próxima semana, cumple a muy grandes rasgos con abrir la legalización de la mariguana.

“Tener padrones de usuarios, eso se presta para no acabar de entender que la Suprema Corte de Justica de la Nación (SCJN) reconoció -a raíz de interpretar la Constitución- que dentro del uso está el desarrollo de la personalidad, estaba incluido el uso de la mariguana para fines personales, para lo que a una persona le parezca bien, como lo hacemos con, por ejemplo, el alcohol, el tabaco”, mencionó el investigador.

Comentó que la minuta es “restrictiva”, pues no se ha logrado pasar a un modelo que no sea prohibitivo, que sea libre y responsable.

“No han logrado, como otro de los temas que se tenían que hacer que era evitar estigmatizaciones, tendrían que haber entrado de cómo tratar el tema de usos problemáticos, pero no como de una actitud de ya asumiendo de que todo va a ser uso problemático. Creo que se debe trabajar aspectos de libertad, de información, de responsabilidad de los usuarios”.

FUENTE: AGENCIAS

CANDELERO, 16-03-2021