Compartir

La Casa Blanca confirmó que ha intentado contactar con Corea del Norte pero no ha recibido respuesta, y dejó claro que confía en reactivar la diplomacia con el país asiático después de más de un año sin comunicación entre ambas naciones.

«Los hemos contactado, tenemos una serie de canales a través de los que podemos contactarlos (…) pero hasta ahora no hemos recibido ninguna respuesta», dijo este lunes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria.

Psaki corroboraba así una información publicada el sábado pasado por la cadena CNN, según la cual el gobierno del nuevo presidente de EU, Joe Biden, había intentado contactar desde mediados de febrero con Corea del Norte a través de diferentes canales, incluida su misión en las Naciones Unidas, sin recibir respuesta.

«Llevamos más de un año de diálogo suspendido con Corea del Norte, a pesar de múltiples intentos de Estados Unidos de reactivarlo. La diplomacia sigue siendo nuestra primera prioridad», subrayó.

La portavoz agregó que Estados Unidos «intensificará su diálogo» con sus aliados en la región, como Japón y Corea del Sur, para ver cómo puede desbloquearse la comunicación con Corea del Norte.

VISITAS DE ESTADO

Los secretarios de Estado y Defensa de EU, Antony Blinken y Austin Lloyd, comienzan mañana martes su primera gira diplomática con visitas a Tokio y Seúl, donde se espera que Corea del Norte sea uno de los temas centrales.

En 2018, Corea del Norte y EU iniciaron un proceso de negociación que desembocó en tres cumbres entre el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un: la primera en junio de 2018 en Singapur y la segunda en febrero de 2019 en Hanói, que se cerró sin acuerdo sobre el proceso de desnuclearización.

Trump y Kim volvieron a encontrarse en la frontera intercoreana en junio de 2019 en una tercera reunión, pero en diciembre de ese año, Corea del Norte anunció que suspendía las negociaciones con Estados Unidos.

Biden, que tomó posesión el pasado 20 de enero, no ha explicado aún cuál será su enfoque hacia Corea del Norte, y su Gobierno se ha limitado de momento a revisar la política hacia ese país, incluyendo posibilidades para abordar su supuesto programa nuclear y el lanzamiento de misiles balísticos.

Como parte de ese proceso, el Ejecutivo ha mantenido reuniones con exfuncionarios con experiencia en la relación con Corea del Norte, incluidos aquellos que trabajaron bajo el Gobierno de Trump.

Mientras, el líder norcoreano instó en enero al nuevo Gobierno de Biden a proponer nuevas alternativas para retomar el diálogo, advirtiendo que su país prepara nuevas pruebas de armas.

FUENTE: AGENCIAS

ENLACE INFORMATIVO, 15-03-2021