Compartir

El retraso en la compra y adquisión consolidada de medicamentos para el sector salud se debió a la falta de reglas, cotizaciones y la descoordinación entre las dependencias gubernamentales, señaló la  Auditoría Superior de la Federación (ASF).

«Las deficiencias detectadas en la normativa general pusieron en riesgo la adecuada regulación para llevar a cabo las adquisiciones consolidadas, específicamente de medicamentos, debido a que la normativa no fue congruente en sus facultades y atribuciones, y se observó la duplicidad de funciones por parte de las secretarías involucradas, por lo que es necesario que se defina la responsable de los procedimientos”, indicó en los resultados de las auditorías de la Cuenta Pública 2019. 

El auditor, David Colmenares, aseveró que hubo una “limitada” colaboración de las dependencias gubernamentales en materia de transparencia.

 «En el acuerdo de consolidación para la adquisición de medicamentos de la licitación LA012000991-E82-2019 de la Secretaría de Salud, del 3 de mayo de 2019, se estableció que las instituciones públicas participantes apoyarán a Salud en las actividades para la ejecución de los procedimientos de contratación que se celebren; mientras que en el acuerdo para las adquisiciones consolidadas de medicamentos con las licitaciones LA006000993-E4-2019 y LA-006000993-E5-2019 de Hacienda, del 16 de octubre de 2019, señaló que las instituciones públicas participantes apoyarán a la SHCP en las actividades que les requiera en la ejecución de contratación”, se indicó. 

FUENTE : EL FINANCIERO

CANDELERO 22-02-2021