Compartir

Luego de tres días de manifestaciones, aumentó la tensión entre maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y la Policía de Michoacán, lo que derivó en un enfrentamiento en el municipio de Uruapan.

En un diálogo previo, en donde los integrantes de la CNTE aseguraron que no realizarían actos de violencia, éstos confrontaron con piedras, palos y cohetes a los granaderos que se instalaron en las vías de Caltzonzin.

Miembros de la Sección 18 de la CNTE aseguraron que la respuesta fue por una represión que hicieron los elementos policiales, que en todo momento han estado acompañados de la Guardia Nacional (GN).

Previo a la confrontación, un líder de la policía estatal aseguró en las inmediaciones de la red ferroviaria que la instrucción era sólo no permitir el bloqueo de vías, pero sin molestar en las calles aledañas a los maestros.

Un manifestante le respondió que una comisión de la CNTE se encuentra en la Ciudad de México buscando una mesa de diálogo, sin embargo, no cesarán las protestas hasta que no les informen que se cumplieron sus exigencias de bonos y basificación de normalistas.

FUENTE ; AGENCIAS

CANDELERO 23-09-2020