Compartir

Este día las bancadas de Morena y Partido Verde en la Cámara de Diputados presentaron una iniciativa para prohibir en todo el país, la venta de refrescos y comida chatarra a menores de edad, así como sancionar a quienes -con excepción de los padres- se los ofrezcan, regalen, donen o suministren.

La propuesta busca reformar las leyes generales de los Derechos de niñas, niños y adolescentes, de Educación y de Salud, y que reproduce la prohibición que el Congreso de Oaxaca aprobó para esa entidad en julio pasado.

Por ello, los legisladores atribuyen al consumo de estos productos como antecedente de “problemas graves de salud, como obesidad, sobrepeso, diabetes y otras enfermedades que interfieren en la calidad de vida de los niños, niñas y adolescentes a corto, mediano y largo plazo e incrementan la mortalidad”.

Además, se prevé que refrescos y comida chatarra no sean vendidos en los alrededores de las escuelas, así como sancionar no solo la oferta a menores, sino incluso la instalación de máquinas expendedoras de golosinas y bebidas, en escuelas públicas y privadas de educación básica y media superior.