Compartir

El receptor, Antonio Brown, fue sancionado por la NFL al quebrar en varias ocasiones la Política de Conducta Personal y no podrá estar en los primeros partidos ocho partidos de la temporada, aunque de momento sigue retirado y en búsqueda de un equipo.

El Asesor Especial de Conducta de la NFL, Todd Jones, confirmó la sanción para el wide receiver, de 32 años, que en 2019 fue cortado por Oakland Raiders y terminó en New England Patriots. Sin embargo, sólo jugó un partido en los Pats, ante Miami Dolphins, al romper el vínculo debido a las acusaciones contra agresión sexual.

Mientras esto pasa con el receptor, los Texans Rangers, Baltimore Ravens y Seattle Seahawks parecen interesados en contratar a Brown de cara a la temporada que iniciará el 10 de septiembre.

FUENTE , AGENCIAS

CANDELERO 31.07.2020