Compartir

Por: Sócrates A. Campos Lemus

Que conste…son reflexiones…!

ACABAMOS DE ENTERARNOS QUE UN GRUPO DE TURISTAS DE Guanajuato que paseaban por Nayarit en las famosas cuatrimotos fue secuestrado por un grupo armado perteneciente al crimen organizado y que esto es constante.

En Puebla, en muchos municipios, las carreteras no son seguras para los viajeros ya que también grupos de huachicoleros o del crimen organizado se dedican a robar vehículos, secuestrar, violar  y esto es lo que ocurre  en las carreteras federales, estatales y municipales.

Las zonas cercanas a Veracruz tienen ese problema a todas horas y la violencia es salvaje contra los viajeros.

En la región de la Mixteca los huachicoleros y robacamiones cargados de mercancías obligan a la gente a comprar las mercancías que se roban y tienen lugares donde además operan con total impunidad  en el tráfico de personas, armas y drogas porque obviamente cuentan con la protección de las corporaciones policíacas y porque el patrullaje de la Guardia Nacional solo se vez de cuando se hace para “tener presencia” o dizque “control” pero no combate a los grupos criminales.

En muchas partes del Estado de México esto también es una constante. Los vecinos sufren del terror que provocan los grupos criminales que gozan de impunidad. Igual ocurre en Hidalgo y en los caminos de la sierra y en los cercanos al Estado de México, Veracruz o San Luis Potosí son constantes los asaltos, robos, secuestros, manejo de grupos en el tráfico de armas, drogas y gente.

En Michoacán todos conocemos las historias y los diferentes grupos que mantienen una guerra entre ellos y lastiman a la sociedad y continúan los robos, secuestros, tráfico, asesinatos y enfrentamientos para el control de “territorios” y el manejo en las sierras de laboratorios y plantíos de marihuana y amapola.

En Guerrero los grupos son numerosos y todos ligados con el crimen organizado de los grupos diferentes que controlan la región y muchos tienen los sitios manejados y manipulados por experimentados “dirigentes sociales# de las zonas de la montaña o de la costa y esto hace que las agrupaciones tengan una mayor capacidad de fuego y manipulación de grupos ligados a lo que se podría considerar la narco-guerrilla.

Veracruz esta en las mismas, las bandas de delincuentes operan con total impunidad el huachicol, el contrabando desde los puertos, la siembra y el tráfico de drogas, el robo de ganado y los secuestros, los pagos por “asesinatos a la carta”. Eso es lo que se padece en que todos los municipios de la entidad que han perdido la seguridad y viven entre la tensión y el horror y terror que generan los criminales.

En Tamaulipas hay constantes enfrentamientos entre los diversos grupos delictivos que pelean por controlar el tráfico de drogas hacia los Estados Unidos. Lo mismo sucede en Coahuila o Chihuahua o Nuevo León, o San Luis Potosí, o Guanajuato, en Sonora, en Baja California, en zonas de Oaxaca cercanas a Veracruz y Puebla, en fin, podríamos decir que todo el territorio nacional está lleno de grupo y pandillas, de mafias organizadas o de simples grupitos que son ligados a otros mayores. Lo que sucede en Jalisco es terrible al nivel que el Grupo del Mencho, tiene un control en muchos estados y tiene ligas importantes de distribución de drogas y financieros en los Estados Unidos y parte de Europa, y con esa fuerza, son capaces de mantener una permanente guerra y acciones bélicas que ahora están ligadas a infiltrarse en los grupos sociales y políticos, lo que ha sucedido también en Sinaloa, donde los grupos de la delincuencia controlaron en muchos momentos el poder políticos de la entidad y la región o como sucedió en Durango y Baja California, Zacatecas o San Luis Potos.í

En lo personal creo que estamos ante un estado de inseguridad tal que debemos temer que para el 2021, muchos de esos grupos influyan en los procesos electorales ya que podríamos asegurar que en muchos sitios ellos mantienen  el control políticos de muchas regiones en el país.

Como hay una seria restricción de recursos hacia los partidos y hacia los posibles políticos en los Municipios y Estados del País, ahora, lo que se rifa es el recurso y el dinero para influir en las votaciones a pesar de que AMLO sostenga que ya la gente no acepta el mecanismo de compra de votos y es que ya no es como anteriormente se realizaba para que por medio de operadores se distribuyeran recursos para que se compraran votos, ahora, es el voto o la plata o la vida, y es que los grupos delincuenciales mantienen un enorme control de colonias, calles, grupos políticos, zonas comerciales, manejo de vehículos del transporte público, sindicatos, agrupaciones y por supuesto que todos ellos influyen en los partidos políticos, y es que además de dinero cuentan con la gente y la organización que ya no tienen los grupos políticos tradicionales, ahora los que controlan esas zonas del manejo de votos son los grupos de delincuentes, y ante ellos no hay poder que ahora los pueda controlar o combatir, ellos son los que impondrán por medio de sus influencias en los grupos políticos a sus candidatos y manipularán, en muchos sitios, las votaciones y el control político de Municipios e incluso de Estados.

Morena no es una agrupación totalmente confiable en que sus gentes no se encuentran infiltradas por los grupos de delincuentes, en muchas zonas los habitantes de las mismas confirman lo que suponemos y aseguran que los que en verdad mandan son los pandilleros que sostienen  el poder de los políticos, al grado de que ellos son los que manejan la seguridad y el control de los vecinos y manipulan los presupuestos para darlos a las empresas de los grupos de la delincuencia o apoyar a los sindicatos y grupos que les convienen para ello.

Sí, el control político del país está en riesgo porque en realidad nadie combate a los grupos de la delincuencia y les impide infiltrar el manejo político del país. Así que estamos a medio tiempo, pero si no hacemos lo necesario, viviremos bajo el control del narco poder político a nivel nacional… y, adiós a los sueños democráticos…