Compartir

El reconocido diseñador de moda y empresario italiano Giorgio Armani hace una pausa en el mundo de la moda y utiliza sus plantas de producción en Italia para fabricar batas médicas desechables para apoyar a los profesionales que luchan contra la pandemia del COVID-19.

Armani, quien durante la Semana de la Moda de Milán, realizó un desfile a puerta cerrada, de esta manera se solidariza ante la falta de suministros médicos, que ha sido un problema grave al que se han enfrentado las autoridades de Italia que este miércoles alcanza casi los 14 mil muertos a causa del COVID-19 y cuenta con más de 115 mil personas contagiadas.

El modisto también donó dos millones de euros, que serán destinados a los hospitales Luigi Sacco, San Raffaele y al Istituto dei Tumori, en Milán, así como al Instituto Sapallanzani de Roma.

Armani, no es el único que se solidarizado con los afectados por el coronavirus, la firma de artículos de lujo Salvatore Ferragamo también se ha unido a esta urgencia de suministros, colaborando con 100 mil mascarillas antibacterianas, 50 mil piezas de desinfectante de manos y tres mil mascarillas FPP1 para la atención sanitaria en la región de la Toscana.

La empresaria y blogger italiana Chiara Ferragni y su marido, el rapero Fedez, pusieron en marcha una iniciativa con la que han recaudado más de 4.4 millones de dólares en donaciones para reforzar las unidades de cuidados intensivos del hospital San Raffaele de Milán.

FUENTE ; NOTIMEX, CANDELERO 02-04-2020